Actualidad | Noticias | 25 JUN 1999

La Unión Europea exige a los operadores dominantes que separen sus actividades de TV por cable

La Comisión Europea ha aprobado una normativa que exigirá a los antiguos monopolios de operadores de telecomunicaciones a legalizar, por separado, sus operaciones de cable de sus servicios telefónicos tradicionales. Con esto, la Comisión espera asegurar el mejor acceso al mercado para los nuevos operadores.
Esther G. Presencio

La ley estipula que todos los operadores de telecomunicaciones que están controlados por estados miembros de la Unión Europea (UE) o que se beneficien de derechos especiales (los cuales están dominando en un mercado específico) deberán operar como entidades legales independientes sus actividades de televisión por cable.

Estos hechos reflejan la continua frustración de la Comisión con el mercado de las telecomunicaciones, donde la liberalización del mismo existe a efectos legales pero no prácticos. Los competidores todavía tienen problemas para penetrar dentro de este mercado, ya que los operadores dominantes permanecen controlando los proveedores de servicios y las infraestructuras de redes que deben emplear los nuevos operadores.

La Comisión percibió por primera vez en 1995 que las leyes existentes eran ineficaces para estimular el acceso a los clientes. Ese mismo año la Comisión aprobó una nueva normativa a través de la cual exigía un ejercicio separado entre los servicios de telecomunicaciones y las operaciones por cable. De esta forma pretendían prevenir las subvenciones ilegales de los nuevos servicios.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información