Actualidad | Noticias | 23 SEP 2009

La tecnología móvil podría reducir la emisión de CO2 en un 2,4%

Las comunicaciones móviles pueden convertirse en un catalizador que permita disminuir las emisiones de CO2. Un estudio elaborado por Accenture para Vodafone revela que este tipo de tecnología podría reducir en 113 millones de toneladas las emisiones de CO2, que supone un 2,4% del total.
Computerworld

El estudio asevera que las tecnologías móviles podrían reducir en 113 millones de toneladas las actuales emisiones de CO2 y generar un ahorro en el consumo energético de 43.000 millones de euros en Europa para el año 2020. Esta reducción de 113 millones de toneladas de CO2 supondría un 2,4% del total de emisiones previstas en Europa en 2020. Según Julián Oncina, director general de Empresas de Vodafone España, “las comunicaciones móviles pueden convertirse en el catalizador para que otros sectores puedan disminuir sus emisiones de CO2 y de este modo ayudar a crear una economía sostenible y generar ahorros en esta época de crisis”.
Oncina añade que “el cambio climático es una prioridad a la que hay que hacer frente con urgencia. Esta semana se celebra una Cumbre sobre el clima en Nueva York para buscar el necesario impulso político y lograr un acuerdo global contra el cambio climático en la conferencia de Copenhague, que tendrá lugar del 7 al 18 de diciembre. De ahí la importancia de este estudio y del hecho de que las telecomunicaciones inalámbricas puedan ayudarnos a ahorrar el 2,4% de las emisiones de gases de efecto invernadero previstas para 2020”.

Cómo ahorrar energía
Según el estudio, el ahorro energético puede producirse por la sustitución de actividades físicas por virtuales y por un mayor protagonismo de servicios inteligentes “máquina a máquina” (M2M). El auge de la virtualización (a través de tecnologías como la telepresencia móvil, la firma electrónica móvil, etc.) y de redes eléctricas, de una logística, de ciudades y de sistemas de producción inteligentes es la clave para que se produzcan estos ahorros.
El estudio concluye que para lograr los resultados mencionados se necesitarán en Europa mil millones de conexiones inalámbricas, el 87% de las mismas referidas a tecnologías M2M. En algunos casos, se requerirán grandes inversiones económicas pero en otros (como la apuesta por las oficinas virtuales o el teletrabajo) sólo serán necesarias pequeñas inversiones.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información