Actualidad | Noticias | 20 JUN 2007

La externalización sigue siendo la asignatura pendiente de las empresas españolas

Global Switch revela en un último estudio realizado en Europa, que la mitad de las empresas europeas, no contemplan invertir en externalización o adaptación del espacio para CPD y las necesidades de energía IT que demanda la tecnología actual, a pesar, de que se prevén importantes aumentos en las inversiones en tecnologías de la información para los próximos años.
Comunicaciones World
El estudio realizado por Vanson Bourne para Global Switch muestra que el aumento de la dependencia tecnológica de las compañías encuestadas es cada vez mayor. El 66% de las mismas admiten estar planeando importantes inversiones en TI para los próximos 12 meses. Sin embargo, hay aún no existe conciencia de lo importante que es destinar parte de esa inversión a las infraestructuras básicas que alojarán las mencionadas inversiones, o bien, tomar la decisión de buscar un centro preparado exclusivamente para este propósito que sea capaz de ofrecer las garantías de continuidad y suministro que requiere el negocio.
Un 52% de las compañías que invertirán en tecnología en los próximos doce meses no tienen previsto aumentar sus inversiones en la mejora y adaptación del espacio técnico. Igualmente, en lo que respecta al consumo de energía, las cifras son muy parecidas: El 51% de las compañías europeas cree que el aumento de inversión en tecnologías de la información, no necesitará contemplar o prever partidas destinadas al consumo ya que suponen que seguirá igual o tenderá a bajar.
El estudio de Global Switch alerta sobre la desvinculación que existe entre los departamentos de TI frente a los que son responsables cara al cliente. No se tiene en cuenta ni se evalúa el daño que provocan estas caídas.
Actualmente la reputación corporativa y la confianza del cliente están siendo cada vez más consideradas dentro de la estrategia global de las organizaciones. La encuesta señala que el 74% de las compañías encuestadas (financieras y seguros, distribuidores o retail, y otros sectores comerciales) miden el coste de las caídas o los cortes en TI en términos de horas-hombre perdidas. El 62% de los encuestados considera el impacto que puede generar en la confianza del cliente y la perdida de imagen que se sufre. Un 10% de las organizaciones encuestadas confiesa que ni siquiera mide el coste de estas caídas. También se pone de relieve que la comunidad online se rezaga respecto a sectores más tradicionales. Así, un 73% de los negocios online calculan el coste de la interrupción en base a horas-hombre, de las que sólo el 45% tienen en cuenta el daño a la confianza de parte de sus públicos de interés y del cliente.
Las actitudes a través de Europa también difieren respecto al impacto de los fallos tecnológicos en la reputación corporativa. Las compañías españolas sobresalen, dando igual importancia (75%) a la pérdida de horas-hombre y al impacto en la confianza del cliente cuando se mide el efecto de una caída en el sistema. Pero pese a que existe un mayor grado de concienciación, gran parte de las empresas españolas siguen sin externalizar sus centros de datos en un edificio especializado.
Las empresas francesas siguen a las españolas con un 70% que incluye la confianza al cliente en sus cálculos, mientras que las compañías en el Reino Unido y Alemania parecen las más cerradas, ya que sólo un 56% y 54%, respectivamente, reconocen el impacto de los cortes en IT en la reputación corporativa.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información