Actualidad | Noticias | 20 JUL 2012

La crisis presiona a los operadores móviles de España

El sector móvil español se ha contraído significativamente este año debido al efecto combinado de la cancelación de clientes inactivos, la eliminación de los subsidios a los terminales y las consecuencias de la crisis económica.
Network World
Según estimaciones de Wireless Intelligence, el mercado móvil español ha perdido casi 2,5 millones de líneas en el primer trimestre del año, reducción que obedece sobre todo a los dos millones de SIM inactivas canceladas por Movistar. En conjunto, durante los tres primeros meses de 2012 el número de líneas móviles en España fue de 56,4 millones, cifra que supone una caída interanual del 2%. Tendencia que, tal como sugieren los datos aportados recientemente por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), se aceleró en el segundo trimestre: en abril desaparecieron 380.000 líneas y 254.000 en mayo.

Los dos principales operadores, Movistar y Vodafone, fueron los que más líneas móviles perdieron en mayo, 205.000 y 196.000 respectivamente. En ambos casos, según Wireless Intelligence, las pérdidas se debieron a la eliminación de los subsidios de los terminales y su sustitución por planes de financiación, dentro de sus políticas para recortar costes. Una medida que tanto Telefónica como Vodafone han puesto en marcha en España por primera vez antes de aplicarla a otros mercados en los que operan.

Operadores móviles ante la crisisAprovechando la nueva situación Orange, que sigue manteniendo los subsidios a los terminales, ha conseguido incrementar su base de clientes en 23.000 nuevas líneas en mayo. El cuarto operador móvil, Yoigo, actualmente puesto en venta por TeliaSonera, su compañía matriz, perdió 7.000 líneas.

Los cuatro operadores móviles de España aseguran que se están viendo afectados por las difíciles condiciones macroeconómicas del país: la crisis económica ha contraído el consumo privado y el índice de paro se eleva por encima del 20%. Esta complicada situación sugiere que a corto plazo el crecimiento del número de clientes se limitará a las ofertas de bajo coste de los operadores móviles virtuales (OMV), que en el mes de mayo consiguieron 130.000 nuevas líneas. 

Telefónica mira a Latinoamérica

Telefónica achacó la caída de un 54% de sus ingresos netos durante el primer trimestre del año hasta los 748 millones de euros a la crisis económica. Los ingresos en Europa cayeron un 6,6% hasta los 7.600 millones de euros, una reducción que incluye una caída del 10,7% de los ingresos totales en España hasta los 3.900 millones, y de un 13,7% en el negocio móvil de nuestro país hasta los 1.700 millones. Con todo España sigue siendo el mercado más importante del grupo, ya que supone un 25% de los ingresos de Telefónica en el primer trimestre, seguida muy de cerca por Brasil (23%), ya que Latinoamérica es hoy el área de mayor crecimiento de la compañía.

El grupo se enfrenta además a problemas derivados de su exposición a la crisis bancaria. Telefónica, que debía 57.000 millones de euros a finales del primer trimestre, ha visto degradarse la clasificación de su deuda ante la escalada de la crisis, lo que podría incrementar sus costes de financiación durante los próximos años.

Los ingresos de Vodafone caen un 9,5%

Vodafone está sufriendo dificultades similares en España, que fue el segundo mercado europeo con peores resultados en su último año fiscal (finalizado el 31 de marzo), después de Grecia. En el primer trimestre, los ingresos por servicios de Vodafone España cayeron un 9,5% hasta los 1.530 millones de euros. Como Telefónica, la compañía achaca la situación a “la intensa competencia, la persistencia de la debilidad económica y el alto nivel de desempleo” de nuestro país. En el lado positivo, los ingresos por datos móviles de Vodafone España crecieron un 23% hasta los 219 millones, y un 15,4%, hasta los 115 millones, los generados por servicios fijos.

Siguiendo una tendencia contraria, Orange vio crecer sus ingresos un 2,3% interanual en el primer trimestre hasta los 981 millones de euros, si bien la mayor parte de ese incremento se generó por los servicios de banda ancha móvil. Los ingresos por servicios móviles aumentaron un 1% hasta los 797 millones de euros.

Según Matt Ablott, analista editorial senior de Wireless Intelligence, “la drástica decisión de eliminar los subsidios en España refleja la necesidad de reducir los costes de adquisición de clientes en un mercado que se está reduciendo en tamaño y valor. La estrategia representa en parte una refocalización de los esfuerzos en la retención de clientes, más que en la adquisición, como reflejan los nuevos esquemas y programas de lealtad para la recompra de viejos dispositivos y actualizar a los clientes. En el caso de Telefónica, se están realizando esfuerzos para combinar tarifas de banda ancha fija y móvil con el resultado de que en el primer trimestre el número de clientes que usan ambos servicios supera el millón. Tales iniciativas reflejan el hecho de que para los operadores el imperativo ahora es limitar los niveles de churn (fuga de clientes), así como incrementar la penetración de los smartphones para aumentar sus ingresos por datos y maximizar eficiencias en áreas como infraestructura y personal”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información