Actualidad | Noticias | 09 FEB 2007

La banda ancha se frena en Europa

El ritmo de adopción del acceso a Internet por banda ancha se ha ralentizado bruscamente en Europa durante el último año, según la ECTA (European Competitive Telecommunications Association). La penetración por número de abonados tan sólo creció un 7% en el tercer trimestre de 2006, con 73 millones de líneas, frente al 23% del mismo periodo de 2005.
Comunicaciones World
El avance de la banda ancha se ha estancado en países como Dinamarca y Bélgica, con un aumento de sólo el 3%. Francia incrementó su porcentaje en 10 puntos tras los sólidos resultados de 2005, pero ha caído hasta el octavo puesto en el ranking de la ECTA situándose, por primera vez, muy por detrás de Reino Unido. España, Suecia y Austria también sufrieron un importante receso.

Esta situación ha sorprendido enormemente a la ECTA. Su director general, Steen Clausen, señala que “son noticias desalentadoras para estos países que hasta ahora habían estado a la cabeza en la revolución de la banda ancha. Hasta hace poco, Francia era el niño bonito de la banda ancha con algunos de los mejores y más exitosos paquetes de triple play. Ahora tiene que estar alerta si quiere mantener esa posición”.

En el caso de Alemania, la cuota de Deutsche Telekom cayó por primera vez un 50% durante el tercer trimestre del año pasado, al tiempo que la penetración de la banda ancha tuvo un repentino crecimiento gracias a la competencia. También el Reino Unido ha experimentado un rápido aumento del número de abonados. “Parece que el Reino Unido ha aprendido algunas de las lecciones que impulsaron a Francia hasta los primeros puestos de la tabla, y ahora está cosechando esa recompensa con una multitud de ofertas para los consumidores. También Alemania está empezando a mostrar signos de progreso tras un lento inicio”, apunta Clausen.

Europa cuenta con algunos de los países líderes en banda ancha. Sin embargo, la ECTA advierte que su posición podría peligrar si los reguladores no actúan para reforzar la competencia y el mercado abierto. Y es que la asociación ha percibido que en algunos mercados los antiguos monopolios han recuperado las cuotas perdidas ante sus rivales. La relación entre el recuperado poder de los operadores tradicionales y el estancamiento de la banda ancha ha sido apuntada por varios estudios, como el de SPC Network, que concluyó que Europa podría obtener 20 millones de nuevas líneas de banda ancha con la apertura de nuevos mercados. “Esta es una advertencia para que los gobiernos no protejan los mercados nacionales, ni ahora ni en el futuro. Los monopolios nunca han sido buenos para los usuarios, y en algunas industrias los gobiernos tienen que tomar partido para que florezca la competencia”, concluye Clausen.

www.ectaportal.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información