Actualidad | Noticias | 21 SEP 2011

Intel cree que la informática del futuro requiere un nuevo enfoque de la seguridad

Tags: Seguridad
Ya sea en la nueva categoría de portátiles denominada Ultrabook, como en la fabricación de los diferentes tipos de chips, Intel destaca la necesidad de desplegar nuevas metodologías de seguridad asociadas a los procesadores para acabar con el panorama
Alfonso Casas

Muchas han sido las novedades anunciadas por Intel en base a la reciente celebración de su evento IDF 2011 (Intel Developer Forum), el cual tiene lugar anualmente en San Francisco (USA). En varias ocasiones he tenido la oportunidad de acudir, y ciertamente, el evento es un anticipo a las novedades tecnológicas que posteriormente son presentadas. En esta última edición, nadie duda de que los productos estrella han sido los nuevos equipos definidos como Ultrabook. Ahora bien, la palabra seguridad ha estado presente en todas y cada una de las presentaciones llevadas a cabo por sus principales directivos. Por un lado, tanto los Ultrabook, como los nuevos equipos que estén basados en procesadores Intel Core (Sandy Bridge en la actualidad e Ivy Bridge el próximo año), van a incorporar la tecnología de seguridad Intel Anti Theft, con la que se ofrecen medidas adicionales ante posibles robos o pérdidas de equipo, con el fin de poder desplegar el borrado remoto de datos o información relevante.

Otra característica de los nuevos chips es Intel Identity Protection Technology (IPT). Se trata del sistema de autentificación segura que favorece todo lo relacionado con las transacciones seguras en entornos de comercio electrónico, además de proteger la identidad del usuario en todo momento.

Intel DeepSAFE apuesta por una nueva seguridad El otro gran anuncio ha sido sin duda la tecnología DeepSAFE, fruto del trabajo de estos años realizado por Intel y su subsidiaria McAfee. Aunque todavía es pronto para indicar qué productos serán los primeros en implementarlo, resulta interesante la nueva filosofía con la que Intel concibe la seguridad en la informática del futuro. De hecho, DeepSAFE se desliga del sistema operativo, ya que se trata de una capa adicional de protección que quedará ubicada entre la CPU y el sistema operativo instalado en el equipo. Por lo que entendemos, se trata de un componente de software de inspección que actuará desde fuera, independientemente del sistema operativo, con el fin de que no haya sido posible corromper o alterar su función. La tecnología McAfee DeepSAFE utiliza prestaciones de hardware que ya se encuentran en los actuales procesadores de Intel. Desde este punto de vista, puede aplicar nuevas técnicas de protección en tiempo real y anticiparse a cualquier tipo de actividad maliciosa.

En el mercado de servidores, los procesadores Intel Xeon E5 basados en Sandy Bridge, entrarán en fase de producción antes de que finalice el año. Estos chips cuentan con modelos de hasta 8 núcleos por cada CPU, e integran igualmente instrucciones de seguridad orientados al mercado de los servidores.

La informática del futuro, incluyendo la de los terminales móviles o Smartphone, pasa por la necesidad de poder ofrecer un entorno más seguro para los usuarios. En este campo de dispositivos móviles, Intel se encuentra por detrás de otros fabricantes de chips como Qualcomm o ARM. Sin embargo, parece depositar grandes esperanzas en asociar la seguridad a sus chips, lo que le podría introducir rápidamente en mercados como el de los teléfonos móviles inteligentes o Tablets.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información