Actualidad | Noticias | 13 FEB 2009

Innovación y crisis marcarán el Mobile World Congress 2009

Barcelona será testigo de cómo el enrarecido clima económico mundial está enfriando la velocidad de despliegue y adopción de las últimas tendencias en movilidad.
Network World

Aunque en espacio y expositores el Mobile World Congress sigue creciendo, algunos analistas ya dan por descontado que el ambiente que se respirará en Barcelona la próxima semana no será precisamente de entusiasmo. En su opinión, la profunda crisis económica, que ha recortado las previsiones de crecimiento iniciales para el presente año, se traducirá en un enfriamiento de las expectativas de desarrollo de las más innovadoras tecnologías y servicios, tantas veces magnificadas por la industria. Un parón que podría debilitar las inversiones destinadas a los servicios más avanzados 3G y a la incipiente 4G. “La mayor parte de operadores con los que hablamos aseguran que se esforzarán durante 2009 más en añadir valor a los servicios ya existentes, como los de voz y SMS, que en lanzar funcionalidades avanzadas, como las de presencia, pago electrónico o las basadas en localización”, afirma Luke Thomas, analista de Frost & Sullivan. “Antes de empezar a ofrecer aplicaciones de datos de nueva generación consumidoras de grandes anchos de banda, los operadores están obligados a mejorar sus redes de backhaul para estar en condiciones de soportarlos”.

Según Thomas, no hay que esperar que en Barcelona se vaya mucho más allá de las palabras en lo que a LTE se refiere. Los operadores se limitarán a ceñirse a sus calendarios de despliegue: por lo general, lanzamientos limitados durante 2010 como preparación de las iniciativas a gran escala previstas para 2011. En la industria de móviles cobra fuerza la idea de que la velocidad no será por sí sola una razón suficiente para animar a los usuarios a adoptar
LTE, quienes realmente demandarán cada vez más aplicaciones innovadoras que den sentido a sus nuevos terminales.

LTE también queda lejos para los profesionales de TI, más interesados en seguir un camino de evolución paulatina que garantice un mayor alcance y prestaciones de los servicios de datos de las actuales redes 3G. En Barcelona podrán oír hablar mucho de
HSPA y HSPA+, así como del programa global que la GSM Association prevé lanzar para promover la liberación y asignación de más espectro a los servicios móviles de banda ancha.

Como lanzamientos concretos, en el campo de la infraestructura de cliente, el
Mobile World Congress mostrará el nuevo modulo de radio Gobi2000 de Quantumm, proyectado para ser desplegado en la segunda mitad de 2009. Esta tarjeta 3G multimodo y programable puede soportar redes HSPA o CDMA2000 EV-DO, opera en las bandas 800 y 900 MHz y ofrece un uplink de hasta  5,7 Mbps sobre HSUPA. Asimismo, optimiza las capacidades GPS con Assisted-GPS, que permite coordinar  redes móviles y satelitales para mejorar la información de posicionamiento, y con  gpsOneEXTRA Assistance, que descarga archivos de datos de asistencia al posicionamiento vía sesiones de Internet a fin de acelerar las operaciones allí donde no llegan con suficiente fuerza las señales del satélite.  En WiMAX, Sequant desvelará un chip altamente integrado de pequeño tamaño y con un bajo consumo de potencia. No  necesita RAM dinámica externa, ofrece una capacidad de proceso de 40 Mbps y cubre las bandas 2,3, 2,5 y 3,5 GHz. 

Dentro de lo sistemas operativos, un frente de batalla cada vez más animado, Microsoft desvelara en Barcelona
Windows Mobile 6.5, una nueva versión del software móvil de la compañía que estará disponible a finales de 2009 y que añade algunas grandes mejoras en usabilidad, acercando el sistema operativo al iPhone de Apple. El nuevo Windows móvil, además de ofrecer más información sobre los nuevos mensajes recibidos sin necesidad de desbloquear el terminal, vendrá con Internet Explorer Mobile 6, una mejora sustancial del navegador que viene con elementos de IE 7 e IE 8,  todavía en beta.

Se esperan también nuevos terminales basados en la plataforma
Android de Google y Open Handset Alliance de firmas como Samsung, que se estrenará en este sistema operativo en Barcelona. Es de suponer que estos nuevos móviles Android incorporarán RC33, un conjunto de mejoras que ya están apareciendo en G1 de T-Mobile.

Las novedades respecto a los móviles que utilizan el sistema operativo de 
LiMo Foundation estarán en prototipos de Panasonic, NEC, LG y Samsung, que incluyen implementaciones de referencia de la última versión de su pila middleware de Linux. Se trata de R2, cuyo código permite personalizar en diferetnes niveles los dispositivos, mejorando su gestión y la navegación Web. LiMo Foundation pretende además incluir la especificación Bondi, un modo estándar de que las aplicaciones web accedan a funciones y características de los móviles, como las de cámara o calendario.  

Todas estas variedades parecen tener asegurado su futuro, pese a la creciente batalla competitiva. Según Chris Schreck, analista de investigación de IMS Research, “los operadores se han manifestado claramente a favor de reducir el número de sistemas operativos de sus soluciones, y Linux, Symbian, y Windows Mobile siempre aparecen entre sus favoritos. No creo que estos dos últimos desaparezcan del segmento de los smartphones, pero Linux seguirá creciendo y ganando cuota de mercado durante 2009”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información