Actualidad | Noticias | 01 MAR 2004

Indra alcanza un beneficio neto de 71,7 millones de euros en 2003

La compañía española de Tecnologías de la Información (TI), Indra, ha presentado unos resultados más que optimistas de cara a este año 2004, superando sus estimaciones tanto en ventas, como en contrataciones y rentabilidad. La empresa ha conseguido en 2003 llegar a un beneficio neto de 71,7 millones de euros, tras experimentar un crecimiento superior a lo previsto, que ha llegado a un 25%.
Esther Macías
Un dato destacable es el hecho de que, por primera vez en su historia, la contratación de la compañía ha sido superior a 1.000 millones de euros, alcanzando la cifra de 1.040,69 millones de euros y lo que significa que sus ventas han crecido un 12%, respecto al año anterior. Estos resultados ponen de manifiesto, según Javier Monzón, presidente de Indra Sistemas, la fuerte posición competitiva de Indra como consecuencia de su modelo de negocio diferencial. Una muestra de ello, según el directivo es que mientras el pasado año el sector de servicios de TI en España decreció un 1,8% y el europeo un 4,3%, y las ventas de las principales compañías europeas de servicios de TI cayeron un 9%, Indra ha obtenido un crecimiento de sus ventas de un 12%. Asimismo, en cuanto a rentabilidad, el margen EBITDA de principales compañías europeas de TI creció el 9% para situarse en el 4,5%, mientras que el de Indra mejoró el 14% para situarse en el 11,1%.

Indra en España crece un 9% en ventas
En cuanto al mercado español en concreto, las ventas de Indra han crecido un 9%, por encima de la media del sector español y europeo y se ha mejorado en un 14% el EBIT o margen operativo (Resultado Neto de Explotación/Ventas), que aumentó hasta el 11,1% en el pasado año. Asimismo, su cartera de pedidos ha aumentado un 4% respecto a 2002, llegando a una cifra de 1.221 millones de euros. Los directivos de la compañía han señalado que este incremento en un 25% del beneficio neto ha sido posible incluso aplicando el criterio de máxima prudencia, que ha llevado a la compañía durante el ejercicio a realizar la amortización anticipada, por importe de 11,5 millones de euros, de parte del Fondo de Comercio generado en la adquisición del 100% de Europraxis, así como bajas de inmovilizado inmaterial y dotación de provisiones, por importe conjunto de 11 millones de euros.
Estos óptimos resultados dejan a la compañía en una situación más que favorable de cara a 2004, con una caja de 136 millones de euros, es decir, 100 millones de euros más que al cierre del ejercicio 2002, debido a la generación de un cash-flow operativo hasta 113 millones de euros, un 31% más que en el ejercicio anterior. Como explica Monzón, esta posición financiera permitirá a la compañía continuar con su política de adquisiciones selectivas en aquellas áreas geográficas y de negocio donde unas posibles compras le generen valor.

El crecimiento continuará en 2004
La compañía espera seguir creciendo por encima de la tónica del mercado en 2004, un año en el que se prevé una recuperación generalizada, aunque aún con importantes incertidumbres y con un nivel de crecimiento global estimado bajo en el mercado de servicios de TI. En concreto, los responsables de Indra han manifestado que vaticinan crecimientos para este año de entre un 9 y un 11% en sus ventas totales y de un 15% en lo que se refiere a sus cifras de contratación total. Además, la compañía espera mejorar sus niveles de rentabilidad operativa, alcanzando un margen EBITDA superior a un 11,1%, conseguido en 2003.


Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información