Actualidad | Noticias | 12 ABR 2012

IaaS avanza lentamente entre las grandes empresas

El auge de la infraestructura como servicio (IaaS) desde la nube pública es incuestionable en las empresas de tamaño mediano, pero muchas grandes organizaciones se están acercando a este tipo de ofertas lentamente, con una deliberada prudencia.
Network World

En general, la mayoría de las grandes empresas todavía se encuentra en la fase de evaluación de las ofertas IaaS desde la nube, analizando las cargas de trabajo de cada aplicación que podrían ser pasadas a clouds públicas compartidas con otros clientes en función de factores como rendimiento, precio, funcionalidad y nivel de seguridad. De hecho, según un sondeo realizado por Enterprise Strategy Group durante el pasado mes de enero entre más de 600 empresas medianas y grandes a nivel mundial, solo el 27% afirmaba estar utilizando servicios de IaaS en nubes públicas, una tasa un 10% superior a la reflejada en una encuesta similar llevada a cabo un año antes. La evolución es positiva pero el 28% de las respuestas aseguraba no tener planes inmediatos para saltar a la nube y otro 24% ni siquiera había decidido todavía si desplegar este tipo de servicios, aunque planean hacerlo en algún momento de 2012.

IaaS avanza lentamente entre la grandes organizacionesPara Mark Bowker, analista senior de Enterprise Strategy Group y responsable de la encuesta, “las tres conclusiones del estudio combinadas muestran que la vertiente pública de IaaS tiene un gran potencial, pero su adopción a nivel masivo tendrá que esperar aunque se trate de un proceso en crecimiento”.

Aunque las empresas medianas son las más proclives a externalizar masivamente los ciclos de computación TI a proveedores de IaaS, las grandes organizaciones están probando selectivamente estos servicios públicos de IaaS en tareas específicas para las que estén muy indicados:

1. Proyectos de investigación y desarrollo, y pruebas de carga.

2. Como una oportunidad para crear y desplegar nuevas aplicaciones Web diseñadas para correr nativamente en cloud por su gran atractivo incluso para los responsables TI más reacios a adoptar cloud computing por los riesgos de seguridad percibidos, las mejorables capacidades de auditoría y la falta de herramientas de gestión asociadas a IaaS.

3. Como un modo para sacar aplicaciones poco críticas ni sujetas a monitorización de conformidad fuera de los recursos del centro de datos interno.

4. Para líneas específicas de aplicaciones de negocio donde los responsables de esas unidades quieren aprovechar rápidamente una nueva oportunidad sin esperar a que el departamento TI les dedique recursos internos.

5. Como la infraestructura subyacente de una oferta Software-as-a-Service (SaaS) o Platform as a Service (PaaS) para clientes externos.

Según Gartner, los primeros usuarios en adoptar IaaS han tenido mucho éxito en estos tipos de despliegues selectivos durante los dos últimos años y ya están preparados para hacer de este modelo un componente mucho más crítico para sus compañías. Por ello, las grandes empresas, si aún no lo han hecho, deben ya comenzar a planificar estratégicamente el uso de la nube pública para estas tareas. A su favor juega su gran flexibilidad al permitir escalar rápidamente para tratar cargas pico.

El enfoque híbrido

Los analistas y expertos coinciden mayoritariamente en que la adopción de IaaS incluirá instalaciones híbridas que integren además máquinas internas, servicios de hosting convencional y servicios virtualizados en nubes privadas. Una opción para la que cada vez más proveedores proporcionan un también cada vez mayor amplio catálogo de soluciones, según IDC. El cliente tiene así la posibilidad de contratar todo a un solo proveedor o seleccionar uno para cada tipo de tareas.

De acuerdo con IDC, hay dos conceptos diferentes de despliegues híbridos. Uno dibuja un escenario donde las cargas de trabajo de una aplicación se dividen entre la nube pública y recursos internos. El otro implica la selección de diferentes productos IaaS para distintas cargas de trabajo bajo una gestión común y uniforme, hoy posible gracias a los sistemas de orquestación y administración de clouds de terceros ofrecidos tanto por firmas de software como por proveedores de servicios en la nube.

Las grandes empresas quieren portabilidad y poder mover cargas de trabajo dentro y fuera de la nube y en sus propias redes durante el ciclo de vida de las aplicaciones. Y desean ser capaces de llevar todas ellas a cloud computing si aparecen cuestiones técnicas o económicas que lo justifiquen. Y eso hace de IaaS una tendencia de éxito, aunque ahora solo esté entrando su fase de despegue en este tipo de organizaciones..

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información