Actualidad | Noticias | 26 SEP 2012

El sector tecnológico europeo debe liderar la oferta empresarial

Tags: Formación
La innovación y el desarrollo de la industria tecnológica en Europa debe reformularse, con un cambio de enfoque que apueste por las empresas como clientes. Actualmente las compañías asiáticas y norteamericanas han conseguido dominar el mercado de consumo, por lo que las firmas del viejo continente deben apostar por hacerse fuertes en el mercado corporativo.
Antonio R. García

La industria mundial de TIC tiene perspectivas positivas, que hablan de un crecimiento del 17 % entre 2011 y 2015. Pese a esas previsiones positivas, el sector europeo no tiene grandes motivos para la alegría. Menos del 10 % de los ingresos globales de TIC son generados por empresas de Europa.

Esa realidad confirma que las compañías de TIC de Europa tienen que analizar su situación y apostar por centrarse en un mercado más específico. Lo cierto es que las empresas asiáticas y norteamericanas se han hecho con el control casi absoluto del mercado de consumo de TIC, que está en pleno auge. Mientras tanto, las empresas europeas han perdido terreno en sectores fundamentales como la electrónica de consumo, la producción de componentes o el floreciente mercado de los dispositivos móviles.

Las empresas europeas se han visto afectadas por la fragmentación del mercado, la escasez de fondos públicos que ayudasen a sus actividades, el incremento del costo de mano de obra y la falta de materias primas. Estas razones explican el atraso y la pérdida de competitividad de las empresas del continente en el mercado de consumo.

Pese a esa realidad, la situación no es tan mala y puede ser una oportunidad para reformular las estrategias y apostar por puntos en los que las empresas europeas destacan. En concreto, el mercado corporativo es la gran baza para las compañías. Las empresas europeas pueden presumir de ser muy competitivas en el mercado empresarial y de servicios a compañías. Un ejemplo es SAP, un referente en este campo, cuyos resultados son más que positivos.

Los informes señalan que la pérdida de competitividad en el mercado de consumo tiene que ser entendida como una necesidad de apuntalar la posición en el mercado corporativo. En este campo, las compañías tienen que centrarse en servicios en los que hacerse fuertes para conseguir una estrategia de futuro sólida. Las nuevas tecnologías y servicios abren grandes posibilidades a estas empresas, que tendrán que especializarse en distintas soluciones que permitan su crecimiento y estabilización.

La virtualización, la nube, el biga data o las ciudades inteligentes son campos que pueden adaptarse a la perfección a las compañías europeas. Si consiguen afianzarse en estos servicios, podrían recuperar la competitividad que han perdido en el mercado de consumo. En estos esfuerzos, los gobiernos estatales e incluso las instituciones comunitarias tienen que ayudar, apoyando la especialización, la formación y fomentando iniciativas conjuntas que mejoren la competitividad de las empresas europeas y del sector. El objetivo es que haya un enfoque europeo para que se formen clusters de excelencia.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información