Actualidad | Noticias | 29 FEB 2000

El beneficio neto de Telefónica crece un 38% superando los 300.000 millones de pesetas

El resultado neto consolidado del Grupo Telefónica en 1999 asciende a 1.804,8 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 38% respecto al ejercicio 1998. Este resultado está marcado, según la compañía, por la competencia creciente en el mercado de telefonía fija en España, la explosión del mercado español de telefonía celular, la creación de nuevas líneas de negocio y la crisis económica sufrida por los países latinoamericanos.
Comunicaciones World

Este crecimiento está influido por las plusvalías generadas por las salidas a Bolsa de TPI, Terra e Infonet; la venta de participaciones no estratégicas para el Grupo, como TEMASA y Recoletos y los saneamientos de activos fijos de Telefónica de España. Según Telefónica, si estos hechos extraordinarios no se hubiesen producido, el crecimiento del beneficio neto del Grupo se habría situado en el 18,8%, 4,3 puntos porcentuales por encima del registrado en 1998. Este aumento se produce a pesar de la fuerte reducción media de precios del 19% en telefonía fija y del 28% en telefonía móvil en España.

La compañía ha logrado mantener el EBITDA en niveles similares a los del ejercicio 1998 gracias a los buenos resultados procedentes de negocios en clara expansión, como la telefonía móvil y los servicios de transmisión de datos. Hay que destacar el crecimiento del 10,5% de los ingresos consolidados, impulsado por la subida de ingresos muy considerable en Telefónica Móviles (32,9%) y Telefónica Data (25,2%), así como en un incremento del 2,4% en los ingresos procedentes de Telefónica de España.

El crecimiento de los gastos por operaciones se explica por los mayores costes de interconexión y los gastos de fidelización e incentivo del consumo. Esto se compensa parcialmente por el descenso de un 11% de los gastos de personal de Telefónica de España, como resultado de la reducción de plantilla. Este esfuerzo ha permitido alcanzar un ratio de productividad de 412,4 líneas por empleado, un 31,7% mayor al de 1998, situando a Telefónica a la cabeza de las empresas más productivas de Europa.

La aportación del resto de las partidas hasta alcanzar el 18,8% de crecimiento del beneficio neto se deriva, entre otros, de la caída de un 14,7% del resultado de explotación por el aumento de las amortizaciones en Telefónica de España; la reducción de los gastos extraordinarios por reestructuración de plantilla en un 78,3%; la mejora de los resultados financieros netos en un 35,8% por las medidas de cobertura adoptadas en Brasil y la disminución en un 53,6% de la aportación de las participadas latinoamericanas, debido a la crisis económica en la región.

En cuanto a las operaciones no recurrentes, el saneamiento extraordinario de activos que se ha llevado a cabo en Telefónica de España alcanza los 1.322 millones de euros antes de impuestos.

En cuanto al Grupo Telefónica de España, los ingresos por operaciones del Grupo Telefónica de España, que ascienden a 10.075,2 millones de euros, han mantenido una evolución favorable y crecen un 2,4% respecto a 1998, a pesar de las significativas reducciones de tarifas en el año 1999, que alcanzaron una media del 19%, y del persistente desequilibrio tarifario. La rebaja de tarifas internacionales fue del 12,5%; la de tarifas interprovinciales del 26,3%; las provinciales bajaron un 10,6%; las de fijo-móvil un 7,1% y la reducción de tarifas locales alcanzó un 8,4%. El efecto conjunto de las bajadas de tarifas de telefonía fija durante el segundo semestre y la bajada de los precios de interconexión móvil-fijo tiene un impacto negativo en los ingresos de Telefónica de España de 289,5 millones de euros.

El buen comportamiento de los ingresos se debe principalmente, según el operador, a la evolución de los nuevos servicios, al crecimiento del tráfico y a que se logran cuotas de mercado estimadas superiores a las previstas. Los ingresos por RDSI, Red Inteligente, Centrex, Servicios de banda ancha y RPV ascienden a 990,4 millones de euros y representan un 10,3% del total de los ingresos por operaciones de Telefónica de España, creciendo un 64,4% respecto al año anterior.

El consumo se sitúa en 13,4 minutos por línea y día, con un crecimiento interanual del 11,9%. El total de minutos vendidos asciende a más de 82.500 millones, un 15,9% más que en 1998, a lo que ha contribuido especialmente el crecimiento del tráfico de Internet.

En Telefónica de España las reducciones de costes son consecuencia de la adecuación al nuevo marco competitivo y han permitido conseguir un ahorro cercano a los 300 millones de euros respecto al año anterior.


La plantilla a final del año en Telefónica de España se sitúa en 46.619 empleados, un 19,8% menos que el año anterior. Esta reducción sitúa a la compañía, de acuerdo con sus propias estimaciones, en una de las operadoras más eficientes de Europa y del mundo, con una productividad de 412,4 líneas por empleado.

Por lo que respecta al Grupo Telefónica Móviles, ha aumentado durante el cuarto trimestre en 1.352.615 su número de clientes, con el récord histórico de la compañía en diciembre. El total de clientes a final de año era de 9.052.347, lo que representa un crecimiento del 85%, manteniendo una cuota de mercado de clientes por encima del 60%. La cuota estimada de tráfico se mantiene por encima del 64%, lo que indica que el nivel de consumo de los clientes es superior al de la competencia.

El servicio MoviLine, mantiene 690.138 clientes y el servicio MoviStar, con 8.362.209 clientes, experimenta un crecimiento anual del 109% y mantiene una cuota de mercado superior a la de los grandes operadores europeos. En 1999 se triplicó el número de usuarios de MoviStar Activa (prepago), que alcanzó el 82% del incremento neto del parque digital y se duplicaron los contratos profesionales. Además, el diferencial de clientes de Telefónica Móviles respecto a su inmediato seguidor ha aumentado un 50,3% y alcanza más de 4,1 millones.

El total de minutos gestionados ha ascendido a 13.600 millones, un 69,4% más que el año anterior, destacando el fuerte crecimiento de los servicios de datos. El tráfico de mensajes cortos cuadruplica el de 1998. Esto permite prever que los servicios de convergencia Móvil-Internet irán paulatinamente generalizándose a lo largo de 2000.

Los ingresos por operaciones alcanzan los 3.739 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 32,9%. El beneficio neto asciende a 562,8 millones de euros, un 16,6% superior al de 1998, a pesar de las fuertes reducciones de precios (28%) y del crecimiento del peso del prepago. En el último trimestre el beneficio neto asciende a 143,1 millones de euros, con un aumento del 23,5% frente al mismo trimestre de 1998. Destaca, además, la mejora del EBITDA de Telefónica Móviles en 1999, que presenta un crecimiento del 15,9%. Para obtener unos índices de calidad incluso superiores a los del año anterior se han invertido un total de 784,8 millones de euros, un 37% superior al de 1998.

A lo largo de 1999, el Grupo Telefónica Internacional contaba a 31 de diciembre de 1999 con 18,4 millones de líneas en servicio gestionadas (21,0 millones en total), con un crecimiento anual del 15,1%. El incremento en el número de líneas se debe principalmente a Telesp, que tras haber instalado más de 2,7 millones de líneas en 1999 y haber superado significativamente las metas fijadas por Anatel para 1999, ha alcanzado los 8,2 millones de líneas en servicio (+28,7%). También destacan los crecimientos en CRT Fija (+12,5%) y en Telefónica del Perú (+8,6%), este último impulsado por la introducción del producto de prepago en la segunda mitad de 1998.

El número de clientes celulares totales del Grupo Telefónica en

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información