Actualidad | Noticias | 30 OCT 2000

Comienzan las polémicas tras el cierre de la subasta de UMTS en Italia

El gobierno italiano declaró el viernes el cierre definitivo de la subasta de las cinco licencias de telefonía móvil de tercera generación, aunque las disputas legales y políticas sobre su resultado se prolongarán durante algún tiempo más. Por otra parte, Ipse 2000, participado por Telefónica Móviles, ha conseguido una de las dos licencias de tercera generación de mayor ancho de banda.
Comunicaciones World
El ejecutivo italiano ha corroborado la regularidad del procedimiento de la subasta así como la concesión de las licencias de UMTS a Omnitel, Ipse 2000, Wind, Andala y TIM. El decepcionante resultado de la subasta, que supone un ingreso de 26,75 trillones de liras para las arcas estatales, ha sido atribuido por el gobierno al comportamiento desleal de Blu, en el que participa British Telecom con un 20%. La oposición ha acusado al gobierno de ingenuidad e incompetencia por no reducir el número de licencias a cuatro cuando supo que Blu tenía dificultades económicas.
La incautación del depósito de Blu por valor de cuatro trillones de liras por parte del gobierno; la demanda impuesta por el consorcio ante los tribunales reclamando al gobierno una compensación por los daños causados en su reputación así como la devolución de sus garantías bancarias; y las investigaciones iniciadas ante las afirmaciones lanzadas por el fiscal de Roma y el órgano regulador del mercado bursátil, Consob, sobre la posible falta de claridad en el concurso, enfrentarán al sector de las telecomunicaciones a una batalla legal bastante confusa, aseguran los expertos.
La investigación de Consob pretende determinar si el peculiar resultado de la subasta de UMTS se debe a acuerdos entre las compañías participantes. La sospecha de complot entre el derrotado Blu y uno de los consorcios victoriosos podría desestabilizar el emergente mercado de UMTS, afirman los analistas. A este respecto, los diarios italianos, han estado especulando sobre un posible acuerdo secreto entre Blu e Ipse 2000, iniciado antes del comienzo de la subasta. Sin embargo, fuentes oficiales de Blu han negado las acusaciones que pesan sobre el consorcio de tener un comportamiento ilícito así como de haber violado su obligación de confidencialidad.
Han sido estos mismos medios quienes han dado a conocer que el gobierno sabía de la difícil situación a la que se enfrentaba Blu, pues el presidente de Autostrade, accionista mayoritario de Blu, remitió al ministro de Comunicaciones italiano una carta expresándole las dificultades a las que se enfrentaría Blu en caso de continuar en la subasta, haciéndose eco del mismo temor manifestado en la carta que le envió el CEO de Blu. Al final, la entrada de dinero por parte de BT aseguró la continuación de Blu en la subasta. Dadas estas circunstancias, la opinión general es que el gobierno italiano debería haber reducido el número de licencias a cuatro.
La disputa sobre el resultado de la subasta será aún más intenso pues la oposición de centro derecha está liderada por Silvio Berlusconi, quien posee un 9% de Blu a través de Mediaset. Su papel como miembro crítico hacia el gobierno y accionista en el consorcio considerado como responsable del fracaso de la subasta, añade un nuevo giro al conflicto de intereses del magnate de los medios.

Telefónica Móviles. A través del consorcio Ipse 2000, Telefónica Móviles ha conseguido en la subasta de UMTS italiana una licencia de 2x15MHz más 5MHz no pareadas. Esta licencia ha supuesto para el operador un coste de 2,443 millones de euros por el espectro de 2x10MHz más 5MHz y 827 millones de euros por el espectro adicional de 2x5MHz. La compañía tiene previsto el comienzo de las operaciones en Italia para el año 2002.
Esta licencia permite al Grupo Telefónica ampliar su presencia en el mercado italiano, en el que ya cuenta con servicios de telefonía fija e Internet así como servicios de transmisión de datos. Respecto a la obtención de esta licencia, Luis Lada, presidente ejecutivo de Telefónica Móviles, se muestra satisfecho, pues "supone un avance en la estrategia europea de Telefónica Móviles, que llevamos a cabo en paralelo a la desarrollada en Latinoamérica. Con las licencias UMTS en España, Alemania e Italia, daremos servicios a 180 millones de europeos".



Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información