Actualidad | Noticias | 12 MAY 2011

Cisco prepara recortes y prevé un trimestre fiscal plano

La caída de beneficios de Cisco durante el presente año fiscal se debe al mal comportamiento de su negocio de consumo, la contracción de la demanda del sector público y a la complicada situación en que se encuentra su mercado central, el de conmutación, que se enfrenta a una competencia creciente y a una reducción de los márgenes. Todo ello hace prever a la compañía que los ingresos en su cuarto trimestre fiscal que ahora comienza permanezcan planos o crezcan como mucho un 2%, en medio de un plan de reestructuración que incluirá despidos.
Network World

 

Cisco ha cerrado su tercer trimestre con unas ganancias de 1.807 millones de dólares, un 17,5% menos que durante el mismo periodo del año anterior. La facturación en ese periodo aumentó un 4,8 % hasta los 10.866 millones de dólares. Durante los nueve primeros meses del ejercicio las ganancias ascienden a 5.258 millones, casi un 10% menos interanual. En los meses transcurridos en 2011 la compañía ha recortado su valor en bolsa un 9,26%, y un 91,48% en los últimos cinco años.

Estos resultados se producen en medio del plan de restructuración puesto en marcha por Cisco, que incluye la eliminación de un número no determinado de empleados y la concentración de su actividad en sus negocios centrales, el routing y el switching. Además, Cisco ha abandonado el objetivo tradicional de la compañía de conseguir crecimientos interanules de entre el 12% y el 17% cada trimestre.

Cisco recortes trimestre fiscalEl propio John Chambers, CEO de Cisco, hizo ayer el diagnóstico de la compañía, que se ha introducido en muchos negocios nuevos a la vez que se enfrenta a una competencia creciente en su actividad principal de switches. Al mismo tiempo, el sector público, un mercado tradicionalmente clave para el fabricante, ha reducido su demanda a nivel mundial. En tales circunstancias, Chambers prevé que durante el actual trimestre fiscal los ingresos permanezcan planos o crezcan por debajo del 2%.

El recorte de plantilla se ha iniciado con un programa de jubilaciones, según Gary Moore, COO de Cisco y responsable del plan corporativo para reducir en 1.000 millones de dólares los coses operativos de la compañía el próximo año. Sin embargo, Moore no ha dado detalles sobre cómo se producirán los despidos hasta que los propios empleados sean informados a finales de verano, aunque se sabe que se realizarán a nivel mundial y que supondrán un coste de 500 a 1.000 millones de dólares.

"No hay excusas. Tenemos que actuar rápidamente y lo estamos haciendo”, ha afirmado Chambers, para quien los principales puntos débiles de Cisco en estos momentos son el negocio de consumo, que ya está siendo reorganizado, y el de switching para empresas. En este segmento, Chambers ha recordado que la introducción de la línea Cisco Nexus 7000 ha supuesto un recorte del margen de los beneficios; en concreto, la venta de estos switches dejan un margen bruto un 18% inferior que la línea anterior Catalyst 6000, punto fuerte del fabricante durante años. Además, ha señalado Chambers, los usuarios necesitan cada vez menos switches ya que cada vez disponen de un mayor número de puertos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información