Actualidad | Noticias | 11 MAY 2001

BT se divide en dos compañías

BT confirmó ayer su plan de dividir la compañía, agrupando sus negocios de móviles en BT Wireless y segregándola como independiente mientras que el resto de sus operaciones continuarán como BT Future.
Comunicaciones World
La compañía británica busca recaudar 5.900 billones de libras mediante la emisión de acciones para financiar la reestructuración. BT ofrecerá a sus inversores tres títulos por cada diez acciones extraordinarias, a un precio de tres libras, lo que supone un 47% por debajo del precio de cierre el pasado miércoles.
La fuerte presión por reducir sus deudas que está sufriendo BT se debe principalmente a las fuertes inversiones dedicadas a la expansión de sus operaciones móviles y a la compra de licencias para redes de tercera generación.
Durante su cuarto trimestre fiscal, finalizado el pasado 31 de marzo, la operadora perdió 2.900 millones de libras, comparado con un beneficio de 437 millones de libras en el mismo periodo del ejercicio anterior. Contabilizando el total para su ejercicio, las pérdidas ascendieron a 16.800 millones de libras, frente al beneficio de 20.500 millones del año 2000. A todo esto hay que sumar la cantidad de 3.200 millones de libras que debe abonar por aumentar su participación en el operador de comunicaciones móviles alemán Viag Interkom.
Para afrontar estos gastos, BT pretende ahorrar 1.400 millones de libras con la cancelación del pago de dividendos, según ha comunicado su consejero delegado Philip Hampton, que asegura que la compañía "está dando sus primeros pasos para establecer una mayor estabilidad y flexibilidad financiera". Respecto a los activos que la compañía está abandonando en Japón, Malasia y España, Hampton adelanta que no serán los últimos.
El negocio Yell de páginas amarillas será vendido o segregado, pero todavía no es seguro el futuro de la parte que BT en la joint venture que comparte con la estadounidense AT&T, aunque la operadora ha declinado hacer comentarios sobre las informaciones parecidas en la prensa sobre la posibilidad de vender su parte de Concert Communications a AT&T. "Hay una variedad de opciones; haremos lo que consideremos necesario", señala Hampton.

Misión prefijada. Christopher Bland, presidente de la operadora desde el pasado 1 de mayo asegura que sugirió la inversión de un millón de libras de su propio bolsillo para reducir la deuda; una condición que se fijó en su contrato. "Y pretendo hacerlo", afirma, asegurando que su misión al unirse a la compañía era superar su bancarrota. En su opinión todas estas medidas que están anunciando "son desagradables pero necesarias".
El consejero delegado de BT, Peter Bondifeld también se ha pronunciado sobre la situación de la compañía afirmando que "hemos aceptado las realidades del mercado actual, y continúa el proceso de separación de las líneas de negocio que anunciamos el pasado año". "Estamos avanzando al tiempo que mantenemos los fundamentos del negocio haciéndose más fuertes. No hay vacas sagradas y cumpliremos los anuncios de hoy", ratifica.
Finalmente, el consejero financiero de BT añade que "nuestro objetivo para BT Future es rebajar la deuda a un intervalo de entre 15.000 y 20.000 millones de libras" para marzo de 2002.

www.bt.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información