Actualidad | Noticias | 11 JUN 2002

BMC Software afronta su reorganización sin venta a la vista

El ejercicio fiscal 2002 (finalizado el 31 de marzo) de la filial española de BMC Software ha sufrido los efectos de la crisis con un último trimestre en números rojos, que se ha salvado por las ventas globales a las que reporta la subsidiaria.
Ana Sanz
“Es cierto que el último trimestre de BMC España ha sido malo, pero afrontamos el nuevo año fiscal muy positivamente”, ha señalado Alfonso Royo, director general de la filial española.

Desglosado por áreas, BMC Software obtuvo 625 millones de dólares en ventas de licencias; 575,8 millones de dólares en mantenimiento y 88,1 millones de dólares en servicios profesionales. El ejercicio se cierra peor que el pasado año, ya que la facturación total ha pasado de los 1.400 millones de dólares de 2001 a los 1.300 conseguidos en la etapa fiscal 2002.

Frente a la reorganización corporativa que la compañía ha emprendido para el año fiscal 2003 (que comenzó el pasado 1 de abril) “para adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes y partners” y los rumores sobre una posible compra por parte de EMC, el director general de la filial española trata de ser contundente: “No creo que estos cambios que estamos realizando para posicionar mejor la empresa de cara al futuro en términos de facturación y rentabilidad y con el nivel de solvencia y soluciones que tan en serio se están tomando se puedan relacionar como una postura de colocar a BMC Software para su venta. No hago esa lectura ni creo que BMC Software se venda a ninguna compañía. Nuestra postura es no comentar los rumores”.

Tres objetivos han marcado la nueva estructura organizativa de la compañía “puesto que no había una línea estratégica definida y clara”. Por una parte, la denominada reducción de la complejidad ha supuesto la creación de cuatro líneas de negocio fundamentales para BMC y el recorte de trece a siete unidades de negocio. Así, la compañía continuará con sus áreas tradicionales de gestión de sistemas empresariales (ESM)y de gestión corporativa de datos (EDM) en las que se enmarcan sus productos Patrol y Control-D/M, “que representan el 60% de cuota de mercado y en las que tendremos un crecimiento sostenido”, apunta Royo. A ellas se suman otras cinco líneas (seguridad, almacenamiento, gestión ERP, Linux y SPS) consideradas “de alto potencial de crecimiento –explica Royo-, sobre todo seguridad, un objetivo agresivo para BMC, y almacenamiento son las que experimentarán los crecimientos más espectaculares, ya que el mercado español está maduro” y que abarcan las líneas de producto Control-SA, Site Angel y las iniciativas SAP, entre otros.

Para reforzar esta estrategia, la compañía ha creado dos figuras, una para el área EMEA (BUFE) y otra regional (BUFD) “para dar consistencia a las relaciones entre los laboratorios de desarrollo y el negocio que demandan los clientes”, además del denominado Account Manager “como figura estratégica que centraliza las peticiones y necesidades de los clientes”, explica Royo.

La estrategia de canal también presenta modificaciones con “el objetivo de especializar al canal en áreas concretas de negocio –apunta el director general de BMC España-. La idea es formarlos y certificarlos en nuestras soluciones, para lo cual habrá sinergias con nuestra fuerza comercial”. Royo apuntó como última novedad el cambio de denominación del tradicional Summit por el de BMC Software Forum, que se celebrará el próximo 19 de noviembre, “cuya idea es hacerlo más homogéneo y más orientado al usuario, tanto desde el punto de vista tecnológico como de negocio”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información