Actualidad | Noticias | 23 MAR 2001

Amena cerró el ejercicio 2000 con una facturación de 139.098 millones y unas pérdidas de 82.394 millones

Amena, el operador de telefonía móvil del grupo Auna, cerró el ejercicio 2000 con una facturación de 139.098 millones de pesetas (836 millones de euros) y un EBITDA negativo de 82.394 millones de pesetas (495,2 millones de euros), informó ayer el director general de la compañía, Belarmino García.
Comunicaciones World

El porcentaje de ingresos correspondientes a servicios creció un 593 por ciento hasta alcanzar los 40.498 millones de pesetas (243,4 millones de euros). La facturación por venta de terminales perdió peso, pese a alcanzar los 9.700 millones de pesetas (58,3 millones de euros), ya que en 1999 suponía más de la mitad de los ingresos totales.

La tercera operadora en incorporarse al mercado español, tras Telefónica Móviles y Airtel, acabó su segundo año de actividad con un crecimiento del número de clientes del 266 por ciento, hasta alcanzar los 3,719 millones, y una cuota de mercado del 15,3 por ciento, frente al 7 por ciento de 1999.

Amena destaca el crecimiento del segmento de clientes postpago, que representa cerca de un millón de usuarios. García afirmó que el ejercicio 2000 fue "excelente" y que Amena es "uno de los mejores terceros operadores de Europa". Por lo que respecta al crecimiento del número de clientes, destacó que "es el segundo operador de Europa sólo por detrás de KPN Orange en Bélgica".

Los ingresos medios por cliente (ARPU) en 2000 se situaron en 4.658,80 pesetas (28 euros), lo que supone una caída del 18 por ciento respecto al año anterior. Sin embargo, García señaló que este descenso ha sido inferior al del mercado, que situó en un 23 por ciento.

El máximo responsable de Amena insistió en la necesidad de "fidelizar los clientes" y "potenciar los ingresos", tanto por voz como por datos, ya que, dada la saturación del mercado, será complicado captar nuevos clientes. Para la compañía lo importante no es tanto la cuota de mercado, como la cuota de valor, calculada en función del número medio de clientes, y que Amena estima en un 10,4 a finales de 2000, frente al 3 por ciento de 1999.

Belarmino García adelantó que en los dos primeros meses de 2001, Amena había registrado un EBITDA positivo, pero explicó que si la tasa por el uso del espectro radioeléctrico no sufre variación, la cuenta de resultados no será positiva hasta el año 2004.

Este EBITDA positivo en enero y febrero se vio acompañado por el liderazgo de la compañía en el número de altas netas, con un 46,4 por ciento del total de nuevos clientes. Respecto a los objetivos para 2001, explicó que la compañía cumplirá con sus compromisos de despliegue en UMTS, aunque ni la tecnología ni los terminales estarán disponibles para agosto, pero que Amena implantará el Internet móvil a través de GPRS.

En este sentido, explicó que la compañía ha invertido unos 50.000 millones en tecnología GPRS (servicio general de radio por paquetes) y que actualmente 200 clientes están probando sus aplicaciones. Amena lanzará comercialmente el GPRS antes de verano y procederá al lanzamiento masivo, cuando exista la suficiente oferta de terminales, probablemente después del verano.

(EP)


Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información