Networking | Noticias | 20 FEB 2019

El tráfico de datos móviles crecerá a un 43% interanual en España hasta 2022

Se prevé que para este año haya multiplicado por seis el volumen de datos que se mueven por la red, alcanzando los 6,3 Exabytes anuales, mientras que a nivel mundial se gestionarán más de 12.000 millones de conexiones, casi un Zettabyte anual, para ese año.
Usuario movil seguridad conexion
Redacción

El empleo de smartphones, tablets y otros dispositivos conectados vinculados al IoT está impulsando un crecimiento en el tráfico que se mueve a través de la red móvil, un impulso en el que próximamente entrará en juego el 5G. Estos factores harán que en apenas tres años el volumen de datos que se transmite por red inalámbrica rozará el Zettabyte anual. Son datos del Informe Cisco Mobile Visual Networking Index (VNI), que actualiza las previsiones de la compañía para el periodo entre 2017 y 2022. 

Según este análisis, el tráfico de datos móviles se multiplicará por seis en España entre esos años: si en 2017 se intercambiaba un Exabyte de datos por la red inalámbrica, en 2022 se prevé que aumente hasta los 6,3 Exabytes. Esto marca un crecimiento interanual del 43%. Se calcula que el volumen de información intercambiada por esta vía será el 12% del total, en el que están incluídos la red fija y el WiFi. 

Los dispositivos y conexiones IoT móviles también ascenderán en los próximos años, pasando de los 63,7 millones al principio del periodo de estudio a los 103 millones en 2022, que se traduce en 2,2 elementos conectados por red inalámbrica por habitante. Hay una subida importante del porcentaje de conexiones que se corresponden al IoT móvil: pasan de ser el 21,3% a superar la mitad, con el 50,3%. La evolución en usuarios móviles no será tan significativa. Si en 2017 se estima en 40 millones el total de personas conectadas por esta vía, en 2022 habrá un millón más, lo que abarca el 88% de la población

A nivel mundial, el porcentaje que supone el tráfico móvil respecto al total alcanzará el 20%. En comparación, hace más de una década esta cuota era menor al 5%. En cifras totales, se calcula que a nivel mundial el movimiento de datos por la red inalámbrica en 2022 multiplicará por 113 el que se generaba en 2012. Esto sitúa la cantidad de datos intercambiados en los 930 Exabytes anuales, próximo a esa frontera del Zettabyte. 

El número de usuarios móviles sumará 700 millones en 2022 respecto a los datos de 2017, cifrando el total en 5.700 millones, el 71% de la población mundial. Se calcula que los dispositivos y las conexiones IoT móviles sumarán 12.000 millones para dentro de tres años, de los que dos de cada tres serán de aparatos personales inalámbricos. En 2017, el total de conexiones móviles se situaba en los 9.000 millones. 
 
En este escenario, el papel del 5G será todavía residual dentro de tres años, con apenas el 3% de conexiones a nivel mundial, un 4,9% en España, lo que parece confirmar las previsiones de una adopción lenta del nuevo estándar. Sí que tendrán responsabilidad en el aumento del tráfico IP, ya que originarán el 12% del volumen de circulación de datos móviles en todo el mundo, el 19,2% en España. 

Respecto a otros estándares, en 2022, el 54% de las comunicaciones móviles o M2M mundiales se realizarán a través de la red 4G, mientras que dos de cada diez serán mediante 3G y el 22% por redes LPWA o 2G. En España, estos porcentajes serán, respectivamente, del 58,7%, el 5,7% y el 30,7%, con una presencia destacada de las redes LPWA, que acaparan el 28,7% de las conexiones móviles.
 
El WiFi será, sin embargo, la mayor vía de tráfico IP. Del total del volumen de información global movido a través de redes fijas y móviles, el 51% irá en 2022 por WiFi, el 29% por cableado y un 20% a través de móvil. En España, la parte correspondiente al WiFi crece hasta el 64%, el cableado gestionará el 24% de tráfico y apenas un 12% se moverá por móvil.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios