Networking | Noticias | 24 ABR 2018

Orange amplía su red de Internet de tráfico abierto con el sistema de convergencia de redes de Cisco

Esta iniciativa ofrece a Orange Group la oportunidad de expandir su red en Europa, África y Medio Oriente, con una complejidad operativa reducida y una mayor capacidad con la nueva generación de enrutadores en su servicio OTI.
Orange
Redacción

Cisco ha anunciado su colaboración con Orange en la modernización y expansión del servicio de su Internet de tránsito abierto (OTI). El aumento resultante en la eficiencia de la red mejorará el servicio para los clientes de Orange y administrará el aumento exponencial del tráfico de Internet en toda la red.
OTI es una solución de conectividad de Internet internacional de nivel 1 que ofrece acceso directo a las redes de Internet en más de 100 países a través de más de 50 puntos de presencia (POP). Esta oferta mayorista está dirigida tanto a proveedores de servicios de Internet como a proveedores de contenido. Estos clientes se benefician de una amplia gama de interfaces y de rendimiento, así como de la disponibilidad garantizada de alto nivel de servicio.
Cisco® NCS ofrece a Orange los medios para ejecutar sus planes de preparación para velocidades de 400G. Además ofrece reducción en el número de chasis que se administrarán, alta densidad de puertos, reenvío de alto rendimiento, bajo jitter y el menor consumo de energía en términos de Gigabits / seg.
Cisco NCS 5500 funciona con el sistema operativo de red Cisco IOS® XR, que ofrece capacidades de software líderes en el mercado, que incluyen:
Telemetría impulsada por modelos: proporciona una visión profunda de la operación en tiempo real de la red, lo que permite a los proveedores de servicios remediar rápidamente cualquier problema de red que afecte al cliente.
Programabilidad impulsada por modelos y automatización mejorada: ofrece flexibilidad y velocidad extremas para adaptarse a cualquier entorno operativo; la integración de un toque en Cisco Network Services Orchestrator (NSO) reduce el costo de integración y operación de nuevos dispositivos y, en última instancia, reduce el tiempo para responder a las nuevas necesidades de los clientes.
Alojamiento de aplicaciones: convierte los dispositivos de red en una plataforma sobre la cual los proveedores de servicios pueden usar sus propias herramientas y utilidades; ofrece flexibilidad adicional y facilita la inserción en las cadenas de herramientas existentes.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios