| Artículos | 01 JUN 2003

Wi-Fi sobre ruedas

Tags: Actualidad
Llega el "coche inalámbrico"
Eva Martín y Juan F. Marcelo.
En los últimos años, algunos marcas punteras del mercado de la electrónica y la informática y unos pocos fabricantes aventureros de automóviles han ido presentando sucesivas versiones de oficinas móviles. Estos diseños no han tenido demasiada fortuna porque adolecían de una muy limitada conexión a redes externas al propio vehículo. Ahora, con el nuevo concepto de “coche inalámbrico”, las cosas podrían cambiar radicalmente.

Durante los últimos meses, tanto en las ferias del automóvil como en las de electrónica y nuevas tecnologías la presencia de “vehículos inalámbricos” hace furor. Y es que, por fin, se están plasmando en prototipos reales distintas iniciativas fruto de la colaboración de la industria de automoción y de firmas tecnológicas como Cisco, HP, IBM o 3Com. Esta última, por ejemplo, ha estado trabajando con la empresa española AWA y con Fiat en un proyecto de vehículo con tecnología Wi-Fi que sirviera para demostrar de forma gráfica y real las posibilidades que tienen estos sistemas en cuanto a la provisión de servicios en determinadas ubicaciones.
En los últimos tiempos han surgido muchos proyectos de redes inalámbricas Wi-Fi en lugares frecuentados por viajeros, como hoteles, cafeterías, estaciones, aeropuertos, y otros emplazamientos donde se supone que va a haber un elevado tráfico de desplazados. Pero no son estos los únicos sitios posibles. “También hay mucha gente que trabaja con su vehículo. Los comerciales que trabajan en la calle tienen muchísimas horas muertas y la tecnología Wi-Fi podría ser para ellos de gran ayuda. Bastaría con poner hotspots en áreas como estaciones de servicio, zonas azules, parkings, etcétera”, asegura Ángel Gallardo, consejero delegado de AWA. “No se trata sólo de que el comercial o el ejecutivo puedan acceder a las redes internas de su empresa para el trabajo que van a realizar, sino también que utilicen la red para otros aspectos más lúdicos. Es un concepto que estamos llamando ‘intertainment’ y que fusiona Internet con entretenimiento”.

Conectados con el mundo
El vehículo del grupo Fiat sobre el que se ha probado la tecnología es un Lancia Phedra, en el que se han instalado dos bridges inalámbricos de 3Com. El primero permite conectarse con las estaciones wireless al objeto de entrar en Internet y acceder a la central de provisiones de contenidos. El segundo sistema inalámbrico sirve para crear una WLAN en el interior del vehículo, donde se comparten 11 ó 54 Megabits por segundo de ancho de banda, dependiendo de si la tecnología inalámbrica utilizada se basa en la norma 802.11b o 802.11g, respectivamente.
Uno de los próximos proyectos de la compañía AWA consiste en trabajar sobre el software para que el conjunto telemático sirva también como medio de conexión entre vehículos con el objetivo de que éstos puedan intercambiar contenidos entre sí. De esta forma, los vehículos que acaban de descargar información actualizada actuarán a su vez como servidores de contenido para el resto de los vehículos Wi-Fi suscritos al mismo servicio. Opcionalmente, el coche puede incorporar una pantalla TFT táctil con teclado virtual que permite introducir los datos de forma muy sencilla. Otra de las opciones es una pantalla instalada en el respaldo del asiento, y un teclado que funciona por infrarrojos.
El resto del equipamiento embarcado en el automóvil está provisto por AWA. Se trata de AWA Wi-Fi Car, que a su vez está compuesto por varios elementos. El primero es AWAutoPC, que, con versiones para Windows y Linux, incorpora una suite de software para reproducir todo tipo de archivos multimedia de audio y de vídeo, y además es capaz de ejecutar cualquier software. Dispone de un disco duro de 40 Gigabytes con un sistema basculante que evita las vibraciones y que permite el almacenamiento de gran cantidad de contenido multimedia, de música o de mapas interactivos.
Este ordenador está montado en una carcasa del tamaño de un radiocasete, y dispone de ventilación y una salida Dolby 5.1 para el entretenimiento en el automóvil. Estos contenidos pueden ser descargados a su vez en cualquier dispositivo que posea conectividad inalámbrica. Cuenta también con un servidor Web que en el futuro permitirá a los vehículos diversas funcionalidades, y de un servidor FTP que hace las funciones de firewall frente a los ataques que lleguen desde Internet. A este pequeño ordenador se conectan de forma inalámbrica diversos dispositivos, como PDA, ordenadores de bolsillo, y Tablet PC. En una de las muchas instalaciones posibles se pueden conectar además dos videoteléfonos IP. La instalación ofrece además conectividad Bluetooth para comunicarse con otros elementos, como auriculares y micrófonos.

Aplicaciones de vídeo y seguridad
Hay un segundo elemento conectable al sistema, pero que también puede trabajar por libre. Es Wi-Fi SecureCar, una caja negra que actúa como grabador y codificador de vídeo y que cuenta con un servidor Web integrado, de forma que se pueden publicar en Internet tanto imágenes grabadas como las que ocurren en tiempo real. Incluye además una entrada para conectar un sistema GPS, de manera que se puedan cruzar los datos de posición o de velocidad, por ejemplo, con el vídeo. Wi-Fi SecureCar dispone de ocho entradas de cámaras de vídeo más dos para canales de audio, e incorpora capacidad de envío de mensajes cortos y gestión automática de energía, que hace que el sistema entre en servicio cuando se arranca el coche, pero que admite otro tipo de instalaciones. También cuenta con un botón de alarma para situaciones de peligro.
En la actualidad, AWA está instalando Wi-Fi SecureCar en coches oficiales para aumentar la seguridad. “Recientemente vimos que en Alemania un perturbado conseguía secuestrar un autobús. La policía desgraciadamente no tenía la capacidad de ver lo que estaba ocurriendo en su interior. Si hubieran tenido imágenes podrían haber resuelto el conflicto de forma mucho más rápida y sencilla. Lo cierto es que un vehículo conectado por cámaras es mucho más seguro; incluso cuando el coche está desocupado, las cámaras dejan ver a distancia si alguien está intentando, por ejemplo, poner una bomba lapa”, explica Ángel Gallardo.

Mucho más que “oficinas móviles”
El concepto de automóvil inalámbrico Wi-Fi es un gran avance sobre los tradicionales modelos de oficina móvil. Estos estaban basados en tecnologías como GSM o incluso GPRS, y la transmisión e intercambio de datos representaban un gasto excesivo para tan escaso ancho de banda. La tecnología Wi-Fi, en cambio, lo que hace es servir de prolongación de otras tecnologías e infraestructuras de banda ancha ya existentes a precios similares a los de ADSL. Por eso permite grandes flujos de datos, que se pueden cargar en el ordenador central que el coche embarca, para después repartirlos entre los diversos ocupantes. Incluso se podría hablar de “autobús inalámbrico”. “Recientemente hemos realizado diversas pruebas sobre la capacidad de AutoPC y fuimos capaces de enviar cuatro streamings, esto es, cuatro películas distintas, y ocho streamings de música MP3 con una calidad de 192 Kbits”, señala Gallardo.
Uno de los problemas qu

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información