Telecomunicaciones | Artículos | 01 MAR 2009

Ocio y negocio impulsan el tendido de fibra

Tags: Hardware
L.S.

"El Mobile Show de Barcelona tiene la repercusión internacional suficiente como para eclipsar al resto de acontecimientos tecnológicos durante los días de su celebración. Pero ahora que el objetivo mediático empieza a descansar de tanto LTE, HSPA, WiMAX, Windows Mobile y Android conviene volver la vista a la otra área clave de desarrollo del sector de las telecomunicaciones, la fibra y las redes de próxima generación. Las dimensiones de todos los factores que giran hoy alrededor de las nuevas redes de acceso basadas en fibra óptica son tan enormes que se entiende el interés prioritario con que tanto los agentes del sector como la Administración están poniendo en estas infraestructuras y los servicios que generan. Como recordó César Alierta, presidente de Telefónica, en su intervención en el pasado Mobile World Congress, sólo en Europa la inversión estimada para desplegar las NGN incidiría directamente en la creación de más de dos millones de puestos de trabajo, con una contribución aproximada al crecimiento del PIB europeo de alrededor de 900.000 millones de euros.
Pero no se trata sólo de proyecciones de futuro, a las que, por otra parte, no le faltan críticas por parte de algunos expertos que, pese a dar por seguro el papel dinamizador de la economía de las inversiones en redes de fibra, dudan de su retorno a corto y medio plazo para los operadores. En la celebración el pasado febrero en Copenhague de la conferencia que todos los años organiza el FTTH Council Europe se manejaron cifras reales que demuestran justo lo contrario. La fibra hasta el hogar (FTTH) genera –no en futuro, en presente: genera– a los proveedores de servicios hasta un 30% más de ingresos por usuario (ARPU) que el conjunto de alternativas DSL, según un estudio de Yankee Group. En su informe “Fiber to the World: A State of the Union Report on FTTH”, dado a conocer en el transcurso de la FTTH Council Europe Conference, la firma consultora analiza las ofertas de 20 proveedores globales de servicios de acceso de nueva generación de todo el mundo, llegando a la conclusión de que muchos de ellos consiguen el punto de broken even sólo unos pocos años después de abrir comercialmente estas infraestructuras.
De las actuales ofertas de HDTV y de otras todavía por definir vendrán los ingresos de los operadores que se introduzcan en este nuevo mercado. Como se comentó en la conferencia de Copenhague, la gran pregunta que muchos todavía se hacen sobre quién será el que realmente pague por la fibra tiene una clara respuesta: los consumidores. Y lo están haciendo ya.
En la pasada FTTH Council Europe Conference también se dieron datos sobre el alcance real de las redes de fibra en la actualidad. De acuerdo con las estadísticas recopiladas por la propia organización del evento, durante los últimos 18 meses se duplicó el número de países donde la fibra hasta el hogar tiene una presencia significativa, considerando como tal una tasa de penetración superior al 1% de los hogares. En total, son 20 ya los mercados donde FTTH es algo más que una opción de futuro, con Corea del Sur, Japón y Hong Kong en los primeros puestos del ranking, seguidos por Taiwan, Suecia y Noruega.

Bajo el efecto de la crisis
Sin embargo, no cabe duda de que la crisis económica y financiera actual tendrá –ya está teniendo– un fuerte impacto en el despliegue de la fibra. Por ello, como se reivindicó en Copenhague, ahora más que nunca las Administraciones se han de implicar en este tipo de proyectos. Pero ¿cómo? Sea mediante la intervención financiera directa, mediante subvenciones o incentivos, o incluso mediante avales para conseguir recursos financieros, los expertos asistentes a la FTTH Council Europe pidieron que en cualquier caso se debería asegurar el acceso abierto y la libre competencia.
Es éste un debate que, en cualquier caso, rebasa los límites obligadamente protocolarios de FTTH Council y que se debe continuar en otros ámbitos, como el de la Unión Europea o en cada mercado nacional, en el tira y afloja establecido casi como una convención entre agentes del sector y Administración. Al respecto llama la atención la ya citada intervención de César Alierta en Barcelona. Para el presidente de Telefónica los fondos públicos no son necesarios. En su opinión, basta con aplicar un marco regulatorio apropiado, predecible y estable, que aporte seguridad y genere confianza. Desde su posición dominante con una sólida situación financiera, se comprende el punto de vista de Alierta, pero ni todos los operadores poseen sus cuotas de mercado ni todos –quizá por ello– tienen una tan excelente cuenta de resultados, o teniéndolas, consiguen el apoyo de las entidades de crédito para endeudarse.

Por la intervención pública
El polémico debate sobre la creación y gestión de las nuevas redes de acceso mediante la potenciación de la intervención pública continuará aún algún tiempo. Los defensores de esta posición van sumando iniciativas en su favor, tanto por parte de la UE como de Estados Unidos, pero si el devenir financiero sigue la misma negra tendencia que hasta ahora, puede que la intervención de la Administración ya no sólo sea una posibilidad ideológica y económicamente siempre discutible, sino la única alternativa para empezar ya en serio a crear esas redes de fibra que animen el mercado. Y por Administración no sólo hay que entender al Estado; los poderes municipales y regionales también pueden ejercer un papel impulsor fundamental. En España, concretamente, las actuaciones ajenas o complementarias a los limitados recursos del Plan Avanza2 para desarrollar infraestructuras de acceso de grandes anchos de banda podrían ser amparadas por las comunidades autónomas –como ya es el caso en algunas zonas, como Asturias– o por los ayuntamientos, aunque ahora no estén para fiestas precisamente."



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios