Networking | Artículos | 01 SEP 2010

Una estrategia basada en cuatro pilares

Tags: Software

Las soluciones de Extreme Networks dan respuesta a ese proceso de migración del CPD que tiene como objetivo la virtualización y la informática en “la nube”. Y para llevar a cabo esta transformación, la compañía asienta su estrategia en cuatro pilares: físico, eficiente, escalable y automatizado/personalizado.
La estrategia de Extreme Networks pone sus miras en ese centro de datos del futuro, en esa migración de la red física a la virtual para llegar, posteriormente, a un entorno cloud computing. Para realizar esta migración, la compañía tiene en cuenta cuatro pilares, representando cada uno de ellos una fase de implementación avanzada del centro de datos.
El primer pilar es el “físico” y tiene en cuenta la red física que la mayoría de los centros de datos tiene hoy en día y que supone la base de cualquier proceso de virtualización.
En este pilar se encuadra su arquitectura Direct Attach que proporciona la velocidad y ancho de banda necesarios para el centro de datos de próxima generación, gracias a sus sistemas modulares de alta escalabilidad y alto rendimiento.
Por su parte, los switches Summit apilables de Extreme Networks ofrecen puertos con velocidades que van de 1 GbE hasta los 40 GbE, pasando por los 10 GbE, y están preparados para soportar hasta 100 GbE. Los productos BlackDiamond se basan en un chasis modular y proporcionan el rendimiento y cobertura necesarios para permitir una reducción de las capas de la red a través de tarjetas de red altamente escalables que incluyen una tarjeta de 96 puertos GbE o 24 puertos de 10 GbE.

Segundo pilar: la eficiencia
El segundo pilar de la estrategia de Extreme Networks se llama “eficiente” y con él se busca una gestión optimizada del entorno de red virtualizado mediante una sólida integración entre el entorno de servidores y la red. Esta integración facilita la movilidad en la red y proporciona un mayor control al administrador.
ExtremeXOS Network Virtualization (XNV) es una solución pensada para facilitar la gestión del ciclo de vida de las máquinas virtuales. Se trata de una serie de módulos que proporcionan una mayor visibilidad, control y automatización de las máquinas virtuales para el administrador de la red.
XNV, que se integra con tecnologías de virtualización de VMware, Citrix y Microsoft, permite la aplicación de capacidades a nivel de red como ACLs (Listas de Control de Acceso), QoS (Calidad de Servicio), limitación de velocidad (rate limiting), etc. hasta el nivel de las máquinas virtuales, así como el cumplimiento automático de estas capacidades en la red ya que las máquinas virtuales se desplazan de manera dinámica entre los servidores.
XNV permite a los operadores de red incorporar en el centro de datos virtualizado el mismo nivel de seguridad reforzada ya disponible en la red corporativa.
Los módulos XNV son compatibles con toda la oferta de soluciones de Extreme Networks para el centro de datos, que incluye los switches de configuración fija Summit X450a, Summit X480 y Summit X650 y el chasis BlackDiamond 8800 con los módulos de la serie 8900 específicamente diseñados para las aplicaciones de los centros de datos virtualizados.

Un crecimiento escalable
El crecimiento de los centros de datos pasa por un aumento exponencial del número de máquinas virtuales y la necesidad de escalar las capas 2 y 3 de forma que resuelvan la demanda de conectividad de alta velocidad en el núcleo de las infraestructuras y el nivel de agregación.
Para dar respuesta a las necesidades que plantea el creciente número de máquinas virtuales, Extreme Networks ha creado una arquitectura que permite devolver el switching a la red, proporciona una oferta de productos para centros de datos que ya pueden soportar 40 GbE, prepara los centros de datos para 100 GbE y que ofrece una sobrada escalabilidad para las capas 2 y 3. La arquitectura DirectAttach permite que el switching de las máquinas virtuales se desplace a la red y fuera del dominio de los servidores.
Direct Attack busca evolucionar los centros de datos virtualizados hacia entornos con un menor número de capas de red al permitir la conexión directa de los servidores con máquinas virtuales cuyo tráfico se conmuta sin que tenga que atravesar una capa completa de switching software en el servidor. Direct Attach traslada el switching de las máquinas virtuales del servidor a los switches de red y proporciona switching a velocidad de cable para las máquinas virtuales. Además, reduce el número de switches gestionados mediante la eliminación de la capa de switches virtuales. Esto a su vez permite reducir la carga en el servidor, el coste, la latencia, la sobre suscripción en la red, y simplificar la gestión. Asimismo, es posible controlar la seguridad y el cumplimiento de las leyes de protección de datos, de manera uniforme y sin importar el hipervisor. Extreme Networks Direct Attach se activa mediante un pack de funcionalidades de software que implementa esta funcionalidad en toda la oferta de productos de Extreme Networks.
La arquitectura Direct Attach está integrada en el estándar emergente IEEE 802.1Qbg con lo que proporciona una vía de migración sencilla y una mayor protección de la inversión, ya que estará disponible en toda la gama de switches para el centro de datos.

Automatizar y personalizar
El aumento del tamaño, la complejidad y la densidad de los centros de datos aumenta la necesidad de automatizar las tareas redundantes y simplificar los procesos de eliminación, modificación y agregación dentro del centro de datos. Asimismo, a medida que aumenta la integración de los recursos de almacenamiento, infraestructuras y servidores, el administrador tiene que integrar con los despliegues mediante la utilización de los APIs comunes.
Los switches de Extreme Networks están diseñados para soportar la automatización y la personalización del centro de datos. Cuentan con un único sistema operativo modular compatible con toda la oferta de productos, soporte para lenguaje XML, API y SDK, para una fácil integración con las plataformas de gestión y suministro de Extreme, capacidades dinámicas de scripting que facilitan la automatización de las tareas más rutinarias, una plataforma potente de gestión para la configuración de la red, y soporte para módulos cargables que aumentan las funcionalidades y capacidades.
Las capacidades de automatización y de gestión de Extreme Network están diseñadas sobre un único sistema operativo modular, ExtremeXOS, y la plataforma de gestión, EPI Center. Éste

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios