Movilidad | Artículos | 01 MAY 2009

Transacciones de bolsillo: Retos y oportunidades del mCommerce

Christian Gardiner.

Los pagos han ido evolucionando durante cientos de años desde los antiguos sistemas de trueque, pasando por el pago en metálico, hasta llegar a los actuales sistemas de pago electrónico como las tarjetas de crédito. El uso del teléfono móvil será el próximo paso significativo en la evolución de la industria de pagos. Según un informe encargado por Sybase 365 a la consultora Edgar Dunn, el crecimiento de los pagos móviles ha venido impulsado por los avances tecnológicos, por el desarrollo de una infraestructura y unas aplicaciones de confianza, y por la mejora en la experiencia del consumidor y el desarrollo de nuevas opciones de pago.
Podemos definir al mCommerce (también denominado mobile commerce, mobile e-business o wireless comerce) como la compra y venta de bienes y servicios a través de dispositivos de mano inalámbricos, como teléfonos móviles y PDAs. Su ventaja fundamental es que permite realizar negocios y gestiones en un área circundante al usuario, obtener información pertinente y geolocalizada con el comprador en movimiento o incluso completar una transacción en cualquier momento y lugar. Esto supone a su vez una reducción de tiempos, facilidad de uso, así como métodos rápidos de micro y macro pago.
El potencial que tiene el teléfono móvil como forma de pago está subordinado a la consecución de cinco puntos clave. En primer lugar, ofrecer opciones de pago flexibles al consumidor: libertad para elegir entre distintos dispositivos (web, IVR, móvil, etc.) y también libertad para elegir la red de pago (Visa, MasterCard, etc.). En segundo lugar, conseguir la integración en la infraestructura de pagos existentes: redes conocidas y seguras como pueden ser Visa, MasterCard, STAR, ACH/EFT, etc. En tercer lugar, habría que crear relaciones con los operadores móviles que permitan desarrollar interfaces para realizar los pagos con el teléfono al igual que métodos de validación de la identidad y de los datos bancarios que garanticen la interoperabilidad. El cuarto punto sería la fiabilidad: los usuarios tendrán que recibir una confirmación que les asegure que han realizado el pago de manera satisfactoria. Por último, aparece la cuestión de la seguridad: los usuarios siempre muestran especial interés en que los pagos que realizan sean en un entorno seguro, que proteja información confidencial contra accesos no autorizados y fraudulentos.
Si nos centramos en el desarrollo del mCommerce en España, podemos señalar que la indudable implantación de la telefonía móvil a escala mundial está ofreciendo una importante oportunidad de negocio en el mercado nacional, donde las cerca de 51 millones de líneas y una media de 1,27 móviles por habitante sitúan a nuestro país a la cabeza del mercado europeo tras Luxemburgo e Italia, según datos del Informe ‘La sociedad en red’ editado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (ONTSI). El grado de penetración del teléfono móvil es muy superior al de implantación de Internet en nuestro país, lo que indica el elevado potencial de los dispositivos móviles a la hora de realizar cualquier tipo de transacción económica. Además, según ONTSI, en los últimos meses el acceso a Internet desde el móvil se ha multiplicado por siete.

Estrategias de explotación
De acuerdo con las conclusiones del informe de ONTSI, actualmente el diseño de estrategias de comercio móvil en España se dirige a la explotación de segmentos de mercado específicos, como la venta de billetes y la realización de reservas (Mobile Ticketing), servicios financieros (Mobile Banking), servicios de acceso a información (meteorología, bolsa, deportes…), Administración Pública (pago de impuestos y recibos) y otros servicios en general, como loterías, donativos, suscripciones, parking, expendedoras, billetes o servicios de transporte urbano.
En conclusión, la adopción del teléfono móvil como instrumento para efectuar transacciones va a suponer una revolución en la industria de los pagos como ya lo fue en su día Internet. El verdadero potencial del mCommerce emergerá una vez que todas las partes implicadas se organicen en los diferentes mercados geográficos. Sin embargo y a pesar del gran potencial del mCommerce, el ecosistema de pagos móviles todavía tiene que madurar para poder cumplir las expectativas de mercado. Este será el gran reto a lograr durante los próximos meses.


Christian Gardiner
Director General de
Sybase 365 España



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios