Actualidad | Noticias | 29 MAR 2011

Sprint se opone a la compra de T-Mobile por AT&T

Sprint Nextel luchará contra las pretensiones de AT&T de comprar T-Mobile USA por 39.000 millones de dólares argumentando que la operación daría lugar a un duopolio en el mercado estadounidense de telecomunicaciones.
Network World



"Sprint urge al gobierno de Estados Unidos a bloquear la compra de T-Mobile por AT&T por ser una operación anticompetitiva. La transacción perjudicará a los usuarios y a la competencia en un momento en que este país no puede permitírselo”, asegura Vonya McCann, vicepresidente senior de asuntos gubernamentales de la compañía en un comunicado publicado ayer.

Para Sprint, el acuerdo de compra de T-Mobile USA haría retroceder el mercado de telecomunicaciones de Estados Unidos décadas atrás en el proceso de apertura que se puso en marcha con la ruptura del monopolio de AT&T en los años 80. “En nombre de nuestros clientes, nuestra industria y nuestro país, Sprint peleará contra este intento de AT&T de deshacer los progresos conseguidos en los últimos 25 años y crear un nuevo duopolio”, afirma McCann en el comunicado. 

Sprint se opone a la compra de T-Mobile por AT&TAT&T anunció el acuerdo de compra de T-Mobile el pasado 20 de marzo, pero pueden pasar 12 meses antes de que esté finalizado. La Federal Communications Commission (FCC) y el Departamento de Justicia de Estados Unidos tendrán que aprobar la operación, teniendo en cuenta si es de interés público y si respeta las normas de la competencia. Los responsables de AT&T ya han reconocido que probablemente tendrán que deshacerse de algunos activos resultantes de la fusión de las dos organizaciones.

El acuerdo convertiría a AT&T en el mayor operador móvil del país, con más de 130 millones de clientes, seguido por Verizon, con una base de clientes de 94 millones. Sprint seguiría siendo el tercer operador móvil, con 58 millones de clientes, pero a gran diferencia de los otros dos tras la desaparición de T-Mobile. De hecho, tendría un tamaño tres veces menor que el de AT&T, lo que, según los expertos, obligaría a la compañía a centrarse en servicios y dispositivos de bajo precio para conseguir un mercado nicho.

“La industria móvil estaría dominada por dos compañías integradas verticalmente con un control sin precedentes sobre el mercado móvil de postpago de Estados Unidos, así como de la disponibilidad y precio de elementos clave como el bakchaul y el acceso requerido por otros operadores para dar servicio”, explica Sprint. "El mercado móvil ha generado niveles sin precedentes de competencia, innovación, creación de empleo e inversiones en la economía estadounidense, y todo ello podría desaparecer si se autoriza la operación”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios