Actualidad | Noticias | 20 OCT 2005

Sony equipa el estadio de Oporto con un sistema de vigilancia IP

Sony muestra el estadio Dragão de la ciudad portuguesa de Oporto como modelo de seguridad gracias al sistema de vigilancia IP que ha instalado en él.

Sergio López García

El estadio del F.C. Porto, inaugurado en 2003 para la Eurocopa, ofrece un atractivo más a la bella ciudad del Duero. Pero la mayoría de la gente que observa la asombrosa estructura circular de este campo de juego ignora que cuenta con un sistema de vigilancia IP que le convierte en modelo para un mundo cada vez más preocupado por la seguridad.
Las 144 cámaras IP, muchas de ellas móviles y todas dotadas de un potente zoom, velan por proteger a los asistentes en todos los puntos del estadio: pasillos, gradas, aparcamiento o terreno de juego.

Sony ha sido la empresa encargada de llevar a cabo este despliegue que consta, además, del software de gestión Real Shot Manager, con siete servidores para el almacenamiento de la información audiovisual y diferentes monitores. Las cámaras se interconectan mediante una red LAN IP que hace que puedan ser gestionadas desde cualquiera de los tres puntos de control. Incluso es posible visualizarlas desde fuera del estadio, ya que el sistema ofrece acceso a Internet.

En la sala principal de control de los equipos hay ubicados siete servidores que almacenan las imágenes grabadas. Durante los días de partido éstas se registran a una calidad de 25 fps, que es la que ofrece la televisión, y se almacenan durante tres meses, lo que sirve para estudiar posibles conductas delictivas. El resto de las jornadas se graba a menor calidad y los registros se destruyen a los pocos días. En esta sala también hay instalada una pantalla de plasma de 42 pulgadas que visualiza, con gran detalle, todo lo que muestran las cámaras.

Una segunda sala se encarga del control de la actividad que se produce los días de partido. El personal de seguridad del estadio realiza el seguimiento de la actividad en el terreno de juego y las diferentes zonas del recinto para los espectadores. Consta de tres ordenadores y tres proyectores de vídeo de Sony, cuyas opciones de visualización son personalizables con arreglo a necesidades concretas. La tercera sala, más pequeña, se utiliza para las zonas de aparcamiento.

Sony, que cuenta con equipamientos similares en los aeropuertos de Barcelona y Palma de Mallorca, ha querido convertir al Dragão de Oporto en el escaparate de sus soluciones de vigilancia IP que van desde la seguridad en espacios públicos para estaciones o centros de reunión hasta el análisis del comportamiento del cliente en los centros comerciales.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios