Actualidad | Noticias | 26 DIC 2006

(Análisis) Acceso móvil sin licencia -UMA- para alcanzar la fidelización total

El protocolo IMS está ya aceptado como el eje en torno al que evolucionará la próxima generación de redes y, en la medida en que IP está integrado en ellas, el desarrollo tecnológico fomentará la evolución natural de los servicios de telecomunicaciones hacia la “Movilidad Sin Límites” (Seamless Mobility), un concepto que supone ofrecer el mejor acceso disponible al usuario sin importar desde dónde se conecta. Las primeras experiencias en este campo se van introduciendo a medida que se desarrollan los estándares en IMS para llamadas de voz. El acceso móvil sin licencia o UMA (Unlicensed Mobile Access) proporciona servicios de voz y datos ‘sin límites’ a través de teléfonos duales con redes de acceso Wi-Fi y GSM, que ofrecen bajo coste y gran ancho de banda.
Comunicaciones World

La tecnología de acceso móvil sin licencia (UMA – Unlicensed Mobile Access) supone una propuesta de servicios muy avanzada y con elevadas posibilidades de negocio: el ancho de banda ofrece una infraestructura de acceso inmediato a 9,5 millones de hogares que, con una conexión Wi-Fi, supone bajo coste y una red local inalámbrica de alta calidad y que puede mejorarse con la opción de utilizar también el teléfono móvil. Las operadoras pueden dar servicios rentables mediante la explotación de recursos Wi-Fi y GSM a la vez que proporcionan cobertura en el interior de edificios y hogares –cada usuario tiene su propio microteléfono-. Las capacidades del sistema GSM se mejoran por la desaparición de la carga de la red móvil, mientras la tecnología proporciona un puente a los servicios de transmisión de datos a alta velocidad en el hogar, un importante recurso para el momento actual del mercado.

Las pruebas con UMA en Europa y las encuestas a consumidores revelan que los usuarios valoran su versatilidad; además, los bajos precios para los entornos locales son un gran incentivo para cambiar a un paquete de servicios total que incluya teléfono móvil, ancho de banda y servicio de telefonía fija. Un estudio realizado en 2005 revela que el 53% de los encuestados probablemente adquirirían un servicio UMA en cuanto esté disponible.

UMA puede ser el arma definitiva para fidelizar a los usuarios con este conjunto de servicios unificados; se trata de una combinación que los proveedores de VoIP no pueden igualar fácilmente.

Mientras numerosos clientes prescinden de un servicio de telefonía fijo una vez están disponibles las llamadas a bajo coste a través de Wi-Fi, los estudios de Motorola indican que será fundamental ofrecer la opción de mantener la llamada local (home phone). Otro estudio, desvela que el 82% de los usuarios británicos afirmaban que no darían de baja la línea fija. El motivo es que un teléfono en casa es visto como algo muy fiable; un número de teléfono fijo es importante, en especial cuando se concibe como punto de contacto dentro de la familia. Además, es clave el coste de las llamadas: los usuarios no quieren que la familia y amigos paguen tarifas más altas, asociadas a las llamadas a móviles.

La capacidad de UMA para ubicar el dispositivo móvil en el hogar permite opciones mejoradas como la opción de sonido dual para dispositivos fijos y móviles. Por ejemplo, cuando alguien llama al número de casa, el teléfono fijo y el móvil suenan. La llamada puede ser atendida por ambos aparatos y transferida entre ellos. También, si el teléfono de casa está en uso, la llamada puede hacerse a través del móvil mediante Wi-Fi.

Modelos de negocio
Los proveedores de servicio con la capacidad de instalar estos recursos pueden unir sus fuerzas para ofrecer servicios convergentes con alto potencial para captar clientes que realicen en ellos todo su gasto en telecomunicaciones.
Para los operadores móviles, UMA puede incrementar el uso del móvil en casa, tan solo con ofrecer paquetes de servicios integrados para competir con los proveedores de servicios fijo/móvil y VoIP, mediante la integración de UMA con la telefonía fija utilizando VoIP.

Para los operadores fijos, que intentan detener la pérdida de beneficios, los principales problemas –el teléfono móvil y VoIP- son la solución. Con UMA y acuerdos con operadores móviles con redes virtuales (MVNO) estas compañías pueden ofrecer servicios convergentes diferenciados y rentables. Y, si el tráfico es muy alto a través de UMA, reducción en los costes de alquiler de redes.

Mercado cambiante
La estandarización de la actividad VCC (Voice Call Continuity) definirá cómo soportará la tecnología IMS la voz sobre IP y sobre móvil de manera unificada. Una vez que VCC quede ratificada, los móviles y la infraestructura tendrán que ser desarrollados. Mientras tanto, algunos operadores pueden elegir soluciones propietarias con un soporte móvil limitado. La alternativa es UMA.

Lo atractivo de UMA es que está disponible ya y complementa a IMS/VCC. UMA puede soportar servicios IMS de la misma manera que lo hace con GSM. Puesto que los usuarios no necesitan estar enterados de la tecnología subyacente, UMA puede ser ofrecida ahora como una transición a la posterior VCC. Además, puesto que UMA y VCC pueden coexistir en la red y proveer de los mismos servicios, esperamos que los proveedores mantengan los sistemas UMA para mejorar sus inversiones a la vez que consiguen nuevos abonados sobre VCC.

A juzgar por el número de operadoras que están anunciando servicios comerciales UMA, se evidencia que esta es una línea interesante para hacer negocio. La clara ventaja para ellas es que podrán fidelizar a sus abonados al ser los primeros en ofrecer estos servicios convergentes; servicios que supondrán la reducción de tarifas y la posibilidad para los usuarios de firmar dos o incluso tres contratos de telecomunicaciones con un solo proveedor, evitando múltiples facturas o posibles problemas de interoperatividad entre ellos.

Alfredo Cantelí, Jefe de Desarrollo de Negocio de Motorola




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios