Telecomunicaciones | Noticias | 29 ENE 2019

Zegona despeja dudas: no ha comprado nuevas acciones de Euskaltel

La compañía aclara que mantiene por el momento su participación original en la empresa, de poco más del 15%, a la que está vinculada la de Talomon de un 1,34%.
Euskaltel
María Ramos

Nuevo capítulo en la historia de intereses y desintereses en las acciones de Euskaltel. La compañía británica Zegona ha aclarado los términos de su participación en la teleco vasca mediante un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La empresa ha clarificado, en respuesta a informaciones publicadas en varios medios, que por el momento no ha adquirido nuevas acciones, por lo que mantiene una participación en Euskaltel del 15,002%, la misma que tiene desde el proceso de compra de títulos de julio de 2017.

La participación indirecta de Talomon Capital, con la que Zegona anunció el 14 de enero un acuerdo entre accionistas, es del 1,343%. En conjunto, aclara la inglesa, las dos tienen el 16,345% de los títulos de Euskaltel. En el momento de hacer público el pacto entre las compañías se explicaba que este implica la posibilidad de ampliar el derecho de propiedad hasta el 2,4%. 

Zegona ha querido corroborar en su escrito a la CNMV del día 28 que de momento no se ha producido ningún movimiento para ampliar el accionariado en Euskaltel. Eso sí, como adelantaba en el anuncio de su refinanciación, ha confirmado que "adquirirá acciones en el mercado, a un precio que considere atractivo para sus accionistas, atendiendo a las condiciones de mercado en cada momento". 

La compañía con base en Londres anunciaba el pasado diciembre la retirada de su oferta pública parcial, pensada en un principio para hacerse con casi el 30% de las acciones de Euskaltel. A mediados de enero, Zegona hacía pública una ampliación de capital de 113 millones de euros, que esperaba emplear mejorar su participación en la vasca. Aquí, además, comunicaba su acuerdo con Talomon. A esto, Euskaltel respondía oficializando su plan de negocio a tres años, en el que pronostica un crecimiento del 28,6%, hasta los 800 millones de euros en ingresos en 2022. 

En medio de todo esto, surgían rumores de un posible interés de Orange en lanzar una OPA sobre la vasca. Rumores que la propia operadora desmentía en respuesta a un requerimiento de la CNMV. La teleco dejaba una puerta abierta al señalar que "Orange siempre está analizando opciones para crecer en España".



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios