Telecomunicaciones | Noticias | 10 MAY 2019

Telefónica gana un 10,6% más en su octavo trimestre consecutivo de reducción de deuda

La teleco registra unos beneficios netos de 926 millones de euros y mejora su OIBDA un 10,3%, mientras su negocio en España incrementa levemente sus ingresos respecto a 2018.
telefónica
María Ramos

Telefónica consigue mejorar sus ganancias netas en los primeros meses del año, en un nuevo periodo marcado por las operaciones para conseguir reducir la deuda de la operadora española. En concreto, la compañía ha incrementado sus beneficios en un 10,6%, hasta los 926 millones de euros. La ganancia por acción crece un 33,8% y se sitúa en los 0,16 euros por título de la compañía. 

En la partida de ingresos, Telefónica ha facturado entre enero y marzo 11.979 millones de euros. Esto es un 2,8% más en términos orgánicos —una medida de la operadora en la que separa el efecto de factores coyunturales que pueden distorsionar la comparativa interanual—, pero un 1,7% menos en términos reportados o totales, frente a los 12.190 millones que lograba en el mismo periodo de 2018. Del total de ingresos, 10.700 millones entran por la partida de servicios, que de nuevo crece si se estudia bajo criterios orgánicos, con un 2,6% más, pero cae un 3,1% en reportado.

El OIBDA del primer trimestre asciende a los 4.264 millones y puntúa en positivo tanto en términos orgánicos, bajo los que crece un 1%, como reportados, con un 10,3% más. El margen de OIBDA se sitúa en el 35,6%. 

La compañía continúa en su estrategia de desinversión de activos no estratégicos para reducir la deuda y logra su octavo trimestre consecutivo con un descenso significativo en esta partida. Telefónica ha conseguido reducir 693 millones de euros de deuda en los tres primeros meses del año, y se sitúa en 40.381 millones de euros gracias tanto a las ventas de Antares, su negocio de seguros, y de la filial de Guatemala, por las que ha recibido 139 millones de euros, como por la generación de flujo de caja libre, que se multiplica por 2,6 respecto al primer trimestre de 2018 y asciende a los 1.408 millones de euros.

Desde la teleco señalan que, de tener en cuenta eventos posteriores al 31 de marzo que todavía deben cerrarse, se reducirían unos 1.700 millones adicionales. Recientemente, Telefónica oficializaba la venta de once centros de datos a Asterion Industrial Partners, una operación tasada en 550 millones de euros.

La adopción de la norma NIIF 16 de información financiera el pasado 1 de enero obliga a las empresas a reflejar en los balances los arrendamientos. En el caso de Telefónica, estos ascienden a 7.439 millones de euros, con lo que el total de deuda neta financiera, incluyendo estos pasivos, quedaría en 47.820 millones.

Respecto a la unidad de negocio de España, la que más aporta a las cuentas totales, Telefónica ha ingresado 3.108 millones de euros por esta vía, un 0,3% más que en 2018 tanto bajo criterios reportados como orgánicos. Esto se traduce en un OIBDA de 1.350 millones —10,3% más en términos reportados, 1,4% menos en orgánicos— que sitúa el margen en el 43,4%. 

El balance de cuentas de la operadora se ha conocido antes de la apertura de la Bolsa española. En las primeras horas de apertura, el mercado ha acogido los resultados en negativo y, tras hora y media de cotización, pierde un 0,77% respecto al cierre del jueves.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios