Telecomunicaciones | Artículos | 01 SEP 2007

Servicios externalizados de e-mail

Continuidad y seguridad de la información
Bruno Barbagli.
El correo electrónico se ha convertido en una herramienta clave de intercambio de información dentro y fuera de las organizaciones. Sin embargo, al mismo tiempo ha introducido nuevas amenazas que han puesto en peligro la información de las empresas y la continuidad del negocio.

Las empresas se enfrentan cada vez más, con el crecimiento del uso del correo electrónico, a varios problemas que consumen recursos internos, impactan en la disponibilidad de la infraestructura y que incluso suponen un gasto extraordinario para la organización. Un primer efecto del desarrollo del correo electrónico es, desde hace 12 meses, el crecimiento continuo y acelerado del spam. Todas las previsiones en los últimos años se han mostrado bajas en comparación con el crecimiento real del spam: la gran mayoría de las empresas en Europa han visto como este problema aumentaba de un 100% a un 250% desde agosto de 2006. Esto se explica por un conjunto de ataques y formas de spam que se han convertido en grandes protagonistas de las compañías: spam comercial, phising, spam de imágenes, ataques de diccionarios, spam con virus… Frente a este crecimiento, las empresas están viendo como las inversiones realizadas en software o hardware hace menos de 18 meses ya no cumplen con sus objetivos frente al crecimiento exponencial del spam y es cada vez más difícil poder controlar los costes que implican luchar contra este fenómeno.
Por otra parte, el correo electrónico es un medio imprescindible de intercambios comerciales y contractuales y es, en cierta manera, una memoria de la empresa. El volumen de datos intercambiados crece con el uso masivo de este medio y necesita un almacenamiento adecuado que esté disponible rápidamente tanto para consultas internas como, y cada vez más, legales. Estos objetivos tienen que ser compatibles con el control de costes y la necesidad de optimizar la infraestructura interna.
Todo esto revela que disponer de una infraestructura de correo electrónico eficaz y capaz de responder a las exigencias de hoy es básico para asegurar la continuidad del negocio. Las empresas utilizan el correo electrónico como herramienta de comunicación y de contractualización y toda interrupción del servicio puede generar pérdidas inmediatas e importantes tanto de información crítica como económica. Por lo tanto, es necesario abarcar la continuidad de negocio como un elemento de base de la mensajería y no una opción.
Pero ¿cuál es la forma más segura para proteger la información que circula por el correo electrónico y asegurar la continuidad del negocio sin que ello suponga una carga económica difícil de afrontar? La mejor solución es optar por un servicio externalizado de e-mail, ya que ofrece una infraestructura adaptada a las necesidades de la actividad de la compañía, con un equipo técnico altamente cualificado y dedicado las 24 horas del día, lo que implica mayor seguridad y capacidad de respuesta en el caso de posibles cambios. Además, al apostar por la externalización, se reducen los costes tanto de la inversión en la instalación, gestión y mantenimiento de la infraestructura como del equipo técnico, ofreciendo un método de pago basado en suscripciones, lo que garantiza una visibilidad a lo largo del tiempo. De esta forma, las empresas pueden dedicar sus recursos a proyectos estratégicos para su negocio y optimizar su infraestructura. Así, se disfrutará de un acceso más inmediato a la información, a la vez que mejora la seguridad y se dispone de mejor capacidad tecnológica e infraestructura.
Para dar respuesta a esta situación crítica en los negocios, Microsoft ha creado una solución externalizada que hace posible almacenar y asegurar la información que circula por el correo electrónico, al tiempo que reduce el coste en la inversión y mantenimiento. A través de Microsoft Exchange Hosted Services, las empresas disponen de una solución externa de gestión del correo electrónica que permite que la actividad esté siempre en continuo movimiento sin que ningún agente externo ponga en peligro la continuidad del negocio, ofreciendo:
- Filtrado de la información, protegiendo del spam y de otros contenidos mal intencionados.
- Archivar los correos empresariales y facilitar su utilización a lo largo del tiempo.
- Continuidad al asegurar acceso al correo electrónico en todo momento, desde cualquier lugar.
- Cifrado de los correos garantizando la confidencialidad de los mensajes.
Este servicio se apoya en una infraestructura de centros de datos distribuidos al nivel mundial para poder ofrecer la mayor disponibilidad de servicio con un 99,999% y seguridad a sus clientes, a la vez que ofrece gran capacidad de filtrado.

Disponibilidad y protección de la información
El correo electrónico se ha convertido en un canal fundamental de comunicación empresarial, tanto a nivel interno como externo, donde circula información crítica para el negocio. Por esta razón es vital asegurar la información, evitando ponerla en peligro por saturación de la red, entrada de spam en todas sus formas o una caída del servicio. Para ello, los servicios externalizados disponen de filtrado del tráfico de entrada y salida, de tal manera que todo el tráfico debe pasar por la red de centros de datos donde se filtra la información antes de ser entregada en el servidor del correo. De esta manera, el tráfico categorizado como spam es almacenado en los centros de datos EHS y es accesible vía interfaz web o el usuario recibe una notificación en su buzón. Esta arquitectura protege la infraestructura de correo electrónico del cliente y evita estar expuesta a las evoluciones del spam: frente a su crecimiento incontrolado, un filtrado externalizado es la solución para no sufrir de saturación de la banda o de interrupciones de servicio debido a olas de spam.
Además, la red de centros de datos filtra en tiempo real el tráfico de miles de organizaciones y analiza un gran volumen de mensajes. Esta capacidad de gestión permite también la creación y actualización de reglas internas compartidas por todos los clientes que garantizan un nivel de filtrado alto. Microsoft ha incorporado este servicio de filtrado, que incluye 5 días de recuperación en caso de interrupción de servicio, así como disponibilidad de la infraestructura de un 99,999%, un 95% del nivel de spam bloqueado, una tasa de falsos positivos de 1/250000, bloqueo de los virus conocidos en un 100% y tiempo de latencia.
Otra de las necesidades que ha creado el incremento del uso del e-mail es conseguir guardar la información que fluye por el correo. El almacenamiento de datos es vital para una optimización del negocio, ya que muchos datos que circulan son de extrema importancia para la actividad de la empresa. Por ello, es de suma importancia disponer de una herramienta que permita a las organizaciones archivar correo garantizando la integridad y la disponibilidad de los datos, así como reducir sus costes de archivado. Los mensajes deben ser archivados en tiempo real y tener un acceso de 24x7 para poder asegurar las búsquedas y recuperación de los datos de manera simple y rápida.
Asimismo, el servicio debe dar respuesta en caso de fallo del servidor de correo, con funcionalidades de continuidad de servicio, dando la posibilidad a los usuarios de conectarse vía un portal web, en cualquier momento y desde cualquier lugar, a sus correos archivados y pudiendo utilizar to

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios