Telecomunicaciones | Noticias | 01 MAR 2018

NarrowBand incrementa la adopción de IoT

Durante la celebración del MWC, Vodafone ha mostrado diversos casos de uso prácticos de su tecnología NarrowBand asociada a dispositivos y sensores. El Grupo POAS acaba de implantar en España un proyecto con más de cien mil dispositivos.
Vodafone NarrowBand IoT
Alfonso Casas (MWC2018)

Según el último barómetro de Vodafone sobre IoT, el 74% de las organizaciones está de acuerdo en que abordar la transformación digital es imposible sin adoptar soluciones IoT. Las empresas lo utilizan principalmente para aumentar su eficiencia, incrementar los ingresos, gestionar el riesgo y reducir los costes. Además, el 12% de las compañías que lo ha implementado, ahora tienen al menos 10.000 dispositivos conectados y el porcentaje con más de 50.000 dispositivos ha pasado del 3 al 6% en el último año.

Así, la compañía de telecomunicaciones continúa potenciado el despliegue de este tipo de soluciones. Durante la celebración del MWC hemos podido observar diversos casos de uso relacionados con las conexiones NarrowBand en nuestro país. Este sistema de conectividad que permite interconectar los dispositivos IoT, contempla casos tan dispares como monitorizar el estado de un motor de un vehículo, desplegar multisensores para controlar el medio ambiente, gestionar probadores digitales en tiendas, o monitorizar el estado de los edificios inteligentes con dispositivos con baterías autorecargables que se valen de termopilas. Un caso muy ilustrativo es el de los obreros de la construcción, que pueden portarlos en sus cascos para garantizar su seguridad en las zonas más peligrosas, garantizar que los llevan puestos, así como tenerlos controlados ante posibles alertas o eventos a notificar, garantizando su conectividad incluso en sótanos.

Muchos de estos dispositivos admiten una duración media superior a los 7 años sin tener que recargar su batería. Por su parte, otros son dotados de termopilas auto recargables, que junto a su conectividad NarrowBand, disponen de electricidad suficiente para funcionar de manera autónoma durante cientos de años. Es el mejor ejemplo de uso para entornos de ciudades inteligentes o instalaciones de por vida. 

Destaca especialmente el acuerdo alcanzado con el Grupo Poas, con el que se llevará a cabo un despliegue de más de cien mil dispositivos con tecnologías NarrowBand IoT y conectividades 2G/3G y 4G para garantizar servicios de comunicaciones. El Grupo destaca como elementos clave para su elección el bajo consumo de energía que experimentan y la potencia de la señal. Les permite desplegar sensores en sótanos de nivel -3, garantizando una cobertura profunda del 70%.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios