Telecomunicaciones | Artículos | 01 SEP 2010

"Miguelín" y las telecos

Inevitable Santander. En el primer día del XXIV Encuentro del sector en la capital cántabra, dos cuestiones nada nuevas que, sin embargo, marcan y marcarán las preocupaciones de un mercado siempre en debate: la neutralidad de la red y el escaso apoyo gubernamental a la industria TIC. Dos clásicos; el primero de alcance universal, el segundo, por desgracia, exclusivamente casero.
Viene de largo ya la insistencia de los operadores en la necesidad de un ‘cambio de modelo’ en los servicios de Internet que permita ‘generar valor’ en un 'ecosistema' que, en su estructura actual, aparece ‘desequilibrado’ e ‘insostenible’ a largo plazo. Sobran los detalles para comprender que detrás de la esencia de este mensaje se encuentra la reclamación del fin de la polémica neutralidad de la red como única vía de asegurar los ingresos futuros del sector y, por tanto, las inversiones en nuevas infraestructuras. A este habitual canto coral de un amplio setor de las telecos se está uniendo ahora cada vez con más fuerza otra reivindicación: el fin de las tarifas planas para contrarrestar la pérdida de valor que supone para los operadores el rápido crecimiento que está experimentado el tráfico de datos. En Santander, Telefónica abordó ambas cuestiones envolviéndolas sutilmente con el mismo embalaje argumental. Julio Linares, consejero delegado de la compañía, describió el, a su juicio, ‘desacoplamiento existente entre el crecimiento del tráfico, el coste de la red y los ingresos que genera’. Para Linares, los agentes del sector han de equilibrar estas variables con la inversión en redes, creando un nuevo modelo que, a diferencia del actual, realmente genere valor y sea sostenible. “En cualquier caso, la puesta en valor del nuevo modelo debe partir del necesario equilibrio entre la neutralidad y la gestión de la red”. 
Desarrollando dialéctica y pacientemente la ligazón entre todos los conceptos expuestos por Telefónica, surge un argumento 'abolicionista`que, sin ser a priori necesariamente falso, merece más explicaciones si se quiere defender con cohrencia . Porque tanto financiera como tecnológicamente el desequilibrio y la insostenibilidad del modelo están por demostrar. Incluso en el largo plazo. Sería conveniente aportar al debate cifras concretas y escenarios de futuro creíbles, porque los usuarios no van a tragarse mansamente el fin de prácticas tan arraigadas como la tarifa plana y la neutralidad de la red, a pesar de su distinta naturaleza. La primera tan sólo supone una decisión de negocio con la que cada operador tendrá que apechugar (sobre todo en España, con precios por encima de la media europea y velocidades contractuales irreales), pero la segunda es una cuestión de calado que afecta a la propia naturaleza de Internet y que implica a los gobiernos. Ambas, sin embargo, han servido hasta ahora para desarrollar ese mercado que ahora se nos pinta como ‘insostenible’.
La segunda cuestión que nos llega de Santander no es más que la última edición del `quejío` más largo y profundo del sector: el Gobierno no hace lo que dice y sigue postergando el apoyo a las TIC. El presidente de Aetic, Jesús Banegas, afirmó: "En la encrucijada actual de España, la salida sostenida y sostenible de la crisis y su solución pasan necesariamente por la TIC". Justo en un momento "preocupante" en el que este mercado registra caídas del 9% y los recursos públicos destinados a la I+D se han reducido un 15%. Para la patronal el Gobierno debería ser consecuente y dotar al Plan Avanza 2 de un presupuesto no "tan paupérrimo" como el actual. Banegas lanzaba estas reclamaciones justo el mismo día en que nuestro Presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, en su visita a la Exposición Universal de Shanghai describía orgulloso España –en un acto no sé sabe si de fe, esperanza o caridad–como un país ‘atractivo’ con un futuro del tamaño de ‘Miguelín’, el bebé robot de más de seis metros que se expone en el pabellón español. O los de Aetic no se enteran o alguien nos está tomando el pelo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios