Telecomunicaciones | Noticias | 09 SEP 2019

Más por menos: las primeras medidas con las que José Miguel García reorienta la estrategia de Euskaltel

Mejora en la velocidad para todos los clientes y nuevas ofertas marcan la hoja del ruta del nuevo CEO, a quien ya le afloran las primeras críticas por su estrategia 'low cost' y la externalización de trabajos en R.
José Miguel García Euskaltel
María Ramos

Las OMV, operadoras móviles virtuales que funcionan ofreciendo sus propias tarifas sobre la red de una de las tres grandes teleco, acostumbran a coronarse como las que manejan los precios más competitivos del mercado. Así lo indican, por ejemplo, los últimos informes de Facua-Consumidores en Acción al respecto. Esto no siempre garantiza que el usuario los escoja por encima de Telefónica, Vodafone y Orange, pero sí que les está consiguiendo mantener un crecimiento sostenido, junto con MásMóvil, en un escenario en que la parte del pastel de esas tres firmas dominantes no deja de menguar desde hace meses. 

Es un panorama complicado, en el que la guerra del fútbol y los descuentos han pasado una factura importante a los grandes actores que, con la llegada del nuevo CEO de Euskaltel, José Miguel García, parece que se va a incrementar.

García, nombrado en junio consejero delegado del grupo de origen vasco tras el proceso de toma de control de Zegona, tiene un historial acreditado de impactar en el mercado de las telecomunicaciones por la vía de tirar los precios, con su trabajo al frente de Jazztel como enseña de una estrategia que todo apunta espera repetir con Euskaltel. Los primeros movimientos bajo su mandato así lo apuntan. Los últimos días de agosto y los primeros de septiembre, el grupo ha presentado varias ofertas y promociones que avanzan en esa idea de la lucha por el cliente a través del bajo coste.

La primera de estas iniciativas consistía en una oferta en la que se incluyen 500 megas de conexión a internet, con llamadas ilimitadas y 20 gigas de navegación de móvil, televisión y fijo con llamadas a fijo y móvil, por 19,9 euros al mes; una promo que se puede contratar en los próximos seis meses. La empresa la califica de "la oferta más completa que existe en este momento en el mercado de las telecomunicaciones en España", primera muestra de su estrategia de ofrecer al mercado "lo mejor de lo mejor por la mitad de la mitad"

Menos de una semana más tarde, la compañía incidía en su estrategia con el lanzamiento del pack Estudiantes. Con la vuelta del curso universitario en el horizonte, Euskaltel proponía varias modalidades en función de la velocidad que oscilaba entre los 35 y los 42 euros, según se optase por una conexión de 200 o 500 megas y por incluir o no televisión. La tarifa se puede suspender en verano. 

Su última medida, hasta el momento, ha consistido en aumentar gratuitamente a toda su base de clientes la velocidad de conexión, de forma que el mínimo en cualquier modalidad de fibra hasta el hogar son 100 megas. Una iniciativa con la que el grupo se reafirmaba en el cambio de estrategia marcado por la entrada de Zegona y el liderazgo de García. En un comunicado, lo calificaban como "un nuevo paso en su objetivo de ofrecer a todos sus clientes un producto fuerte, con una oferta de valor para sus usuarios, manteniendo al mismo tiempo las marcas consolidadas en sus mercados".

Reacciones a las iniciativas

Si ya la llegada de García había levantado ciertas suspicacias, los primeros movimientos de Euskaltel las han aumentado. En concreto, por la parte de sus marcas R y Telecable, se temen mayores recortes en la plantilla o una deslocalización de los servicios prestados a través de centralitas, después de que un anuncio buscando teleoperadores en Bilbao que hablasen en gallego hiciese que saltasen las alarmas en R. Desde Euskaltel defienden que los cambios, que incluyen también contrataciones dentro de Galicia, serán en provecho de los territorios en los que tiene presencia, recoge La Voz de Galicia. 

Respecto a la estrategia de precios, surgen voces críticas dentro de la industria que auguran que, de apostar por las reducciones significativas de las tarifas, "se van a cargar el sector". "No podemos seguir en esta dinámica de guerra de precios; si no, terminaremos acabando con la poca rentabilidad que queda", apuntaban varias fuentes al diario El Español, que hablan de "terremoto de insospechadas proporciones" si se confirma esta estrategia.

Aunque es pronto para avanzar nuevos movimientos o comprender el pleno alcance de sus consecuencias, una cosa es segura: la entrada de José Miguel García ha conseguido que todas las miradas se vuelvan a Euskaltel. Con el precedente de la expansión de Jazztel como referencia, parece que a los otros actores les esperan meses de sobresaltos. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios