Telecomunicaciones | Noticias | 13 MAR 2014

Los operadores europeos buscan en las fusiones su salvación

En su último estudio "Telco consolidation in Europe", IDATE analiza el deterioro del mercado europeo de servicios de telecomunicaciones y urge a los operadores a considerar todas las formas de consolidación a fin de conseguir economías de escala e incrementar su cuota de negocio.
Europa
Network World

Según Didier Pouillot, responsable de la unidad de negocio de estrategias de telecomunicaciones de IDATE, “las últimas fusiones llevadas a cabo en Europa, como las de Hutchison y O2 en Irlanda, 02 y E Plus en Alemania, reflejan la urgente necesidad de reestructuración de una industria en serias dificultades financieras.  Estos proyectos representan un gran riesgo para el equilibrio del mercado”.

 

Durante los últimos meses se ha multiplicado el número de operaciones de fusión en las telecomunicaciones europeas. La ola de consolidación que empezó a manifestarse hace unos pocos años parece haber ganado velocidad desde finales de 2012. Una aceleración que se debe a múltiples factores como el deterioro de la economía de los operadores en unos mercados bajo presión, una industria relativamente fragmentada y los considerables requisitos financieros necesarios para hacer frente a las redes de nueva generación. La convergencia fijo-móvil y la promoción de la compartición de infraestructuras son otros dos factores que empujan a la consolidación. Por  el contrario, también hay varias circunstancias que a su vez lo ralentizan o limitan como las normativas antitrust, el temor de los gobiernos a perder una parte de la contribución tributaria de los operadores y el temor a destruir valor a los accionistas.

 

IDATE anticipa una consolidación continuada en los mercados del continente inicialmente mediante integraciones a nivel nacional y finalmente a escala europea. Las operaciones a nivel nacional tendrán probablemente una mayor prioridad para los operadores toda vez que les permite conseguir beneficios y ventajas más rápida y fácilmente que con las operaciones multinacionales. En consecuencia, según IDATE, los operadores primero buscarán conseguir las ganancias de la consolidación nacional antes de dar pasos más ambiciosos hacia la concentración a escala paneuropea

  



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios