Telecomunicaciones | Noticias | 14 MAY 2019

Los ingresos por servicios de Vodafone caen un 6,4% al cierre de su año fiscal

La batalla por el cliente a través de descuentos y la decisión de no comprar los derechos de emisión de fútbol pasan factura a la compañía, que pierde un 5,5% en los ingresos globales de su negocio en España.
Vodafone
María Ramos

Vodafone concluye un periodo complicado en España, que se sitúa al cierre de su año fiscal como la filial de la teleco británica que más pierde. La operadora ha facturado en los doce meses previos al 31 de marzo 4.688 millones de euros, un 5,5% menos que en el anterior periodo. De estos, 4.275 entraban por la parte de servicios, que pierde un 6,4% respecto al cierre de 2018.

Solo en el último trimestre, los ingresos por servicios y en el total de la facturación son, respectivamente, un 9,2% y un 8,9% inferiores a las del pasado año, sumando un total de 1.102 millones. 

Para el conjunto de los doce meses, el EBITDA se reduce de los 1.420 millones del pasado año a los 1.079 millones actuales, un 24% menos. En la misma línea, el margen de EBITDA pierde 5,5 puntos porcentuales, hasta situarse en el 23%. En términos netos, el negocio en España de Vodafone acumula pérdidas de 179 millones de euros. 

En sus informes, la firma achaca estos resultados a dos factores clave: el impacto de la competencia y los descuentos promocionales y la decisión de no renovar los derechos de emisión de fútbol, que califican de "no rentables". 

A nivel de clientes, Vodafone ha perdido entre abril de 2018 y marzo de 2019 123.000 usuarios de banda ancha fija, 115.000 de móvil y 49.000 de televisión. El operador destaca, sin embargo, una ligera remontada en el cuarto trimestre en ancho de banda y televisión, con 1.000 y 36.000 clientes extra, respectivamente. 

En la presentación de las cuentas, la compañía alude al ERE emprendido como una medida para recuperar la rentabilidad. "Estamos simplificando radicalmente nuestro negocio en España", explican, para lo que se ha acordado la salida de 1.000 trabajadores

Vodafone destaca otros dos de sus últimos esfuerzos como potenciales abanderados de un cambio en las tendencias de la compañía. Por un lado, los cambios en la oferta con el lanzamiento de nuevas tarifas, tanto Vodafone Bit, introducida a finales de 2018, como la tarifa ilimitada que presentaba hace unas semanas. También se enfatiza la nueva oferta televisiva, enfocada a captar al cliente interesado en cine y series.

La otra gran medida es el nuevo acuerdo de compartición de redes con Orange, que permitirá preparar el terreno al 5G con menor desembolso. La operadora espera que esta colaboración le suponga al menos 600 millones de euros en ahorros de gastos y costes acumulativos en los próximos diez años. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios