Telecomunicaciones | Noticias | 27 DIC 2018

La transformación digital podría aportar 200.000 millones de euros a las telecos

Un nuevo informe sitúa a las compañías de telecomunicaciones en una fase mayoritariamente inicial del proceso de transformación digital.
Antena parabolica telecomunicaciones
Redacción

El impacto de la transformación digital en las diferentes industrias se canaliza a través de múltiples factores: la agilización de sus sistemas e infraestructuras, la apertura de nuevas oportunidades de negocio o un mejor rendimiento. Todos estos factores acaban por tener, siempre, una repercusión económica. La firma de estudios de mercado Arthur D. Little ha investigado cuáles serían estos efectos en el sector de las telecomunicaciones y ha publicado sus resultados, que se traducen en una cifra: 200.000 millones de euros. Este es el valor del "dividendo digital", la estimación del flujo de caja que sumarán las telecos que consigan realizar con éxito el proceso de evolución digital. 

El informe destaca la necesidad de una mayor digitalización en la industria global de las telecomunicaciones. Realizado a través de entrevistas a más de 100 responsables de toma de decisiones en empresas, el 73% dice que lo digital agregará valor a sus negocios, con beneficios clave que incluyen mayor agilidad, mayor crecimiento de suscriptores y ahorro de costes. Se prevé que habrá que aumentar el gasto de inversiones en capital en áreas como la infraestructura 5G o IoT a un ritmo del 7% anual entre 2017 y 2022, superando el crecimiento de los ingresos previstos. En consecuencia, no digitalizar las compañías supe un riesgo para la mercantilización y la desintermediación, que puede dejar a las empresas de telecomunicaciones incapaces de invertir lo suficiente. La digitalización se confirma como un proceso clave para sobrevivir, como comentaba alguna de las personas encuestadas. 

En concreto, se destacan dos áreas clave en las que las empresas deben centrar el proceso de evolución digital si quieren asegurar que este dé sus frutos. Por un lado, debe garantizarse que la inversión en temas de digitalización es la adecuada para lograr entrar en una fase de madurez tecnológica. Pero, más allá de la partida puramente económica, la compañía entera debe "abrazar lo digital", esto es, realizar cambios estructurales significativos en el diseño organizativo y la cultura corporativa, así como en la forma en que hacen negocios, atraen talento y desarrollan las habilidades adecuadas.

Según el documento de Arthur D. Little, en la actualidad la mayor parte de las telecos están en una fase inicial del proceso. En concreto, una de cada tres de las personas que han respondido a la encuesta dice que su empresa está en una etapa digital básica. El porcentaje de las que creen que han conseguido desplegar hasta las últimas fases el proceso de digitalización es casi residual: apenas un 3% de los participantes dicen encontrarse en el nivel más avanzado de "expansión digital".



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios