Telecomunicaciones | Noticias | 20 FEB 2020

La restructuración de Telefónica pasa factura a sus cuentas anuales

Los beneficios netos caen un 65,7% en el total de 2019, impactados por las desinversiones en negocios no estratégicos y en la región de Hispanoamérica.
Pallete telefónica
María Ramos

Las desinversiones en Centroamérica, la venta de los centros de datos, nuevas alianzas, el reajuste de personal, su proceso de reestructuración... 2019 ha sido un año de importante reorientación en Telefónica y esto se ha dejado notar en sus resultados anuales. La principal teleco del sector en España registra en su balance de 2019 una caída en sus beneficios netos reportados del 65,7%, que sitúan el total en 1.142 millones de euros, tras perder en el último trimestre 202 millones. Por acción, esto supone que los datos anuales se sitúan en los 0,17 euros, un 70,6% menos que en 2018. 

Estas cifras no han sido bien acogidas por los mercados y las acciones de Telefónica han caído en la apertura, tras conocerse los datos, con pérdidas en el entorno del 5%. 

En el total anual han impactado con fuerza los efectos de los planes de reestructuración de la plantilla, que en el tercer trimestre de 2019 llevaba a la teleco a reportar unas pérdidas netas a nivel global de 443 millones de euros, consecuencia de la provisión para estas iniciativas. 

En términos de facturación, el conjunto de los negocios de la teleco ha ingresado un total de 48.422 millones de euros, de los que 12.400 millones se corresponden con los últimos tres meses del año. Los datos son, respectivamente, un 0,6% y un 4% inferiores a los de los mismos periodos del año anterior en términos reportados. En términos orgánicos —de los que se extraen factores que la compañía consideran coyunturales para realizar una comparativa homogénea— el porcentaje se invierte y se detectan incrementos del 3,2% en el total anual y del 2% en el trimestre. 

En relación al OIBDA, el total anual se sitúa en los 15.119 millones de euros, un 2,9% menos que en 2018 en el balance reportado —1,9% más en términos orgánicos—. Para los últimos tres meses del año, esta partida se sitúa en 3,669 millones, lo que implica un crecimiento del 3,8% en términos reportados y del 4% en orgánicos. El margen de OIBDA se reduce 0,8 puntos porcentuales, hasta el 31,2%, en 2019, pese a crecer 2,2 puntos en el último trimestre, situándose en el 29,6%, todo en datos reportados.  

El mayor negocio de la compañía continúa siendo Telefónica España, por donde entraron 12.767 millones de euros en 2019, 3.266 millones de los cuales se sumaron entre octubre y diciembre. Esto supone un 0,5% más en el total del año y un 0,4% más al trimestre, tanto en términos reportados como orgánicos. En relación al OIBDA, se registra una caída del 22,6% reportado en el total anual, hasta los 3.687 millones de euros, pese a que en los últimos tres meses consigue remontar en relación al año anterior y crece un 41,7%, con 1.368 millones de euros. 

En lo positivo, con el último cuarto de 2019 ya son 11 trimestres consecutivos de reducción de deuda, como destaca José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, en un comunicado. Para Pallete, "2019 ha sido un año importante para Telefónica. Hemos cumplido nuestros objetivos financieros y nuestros mercados clave han crecido en términos orgánicos. Somos cada vez más eficientes gracias a la digitalización y al apagado de legado".  

"Hemos generado un fuerte flujo de caja libre en 2019, que nos ha permitido continuar reduciendo deuda por undécimo trimestre consecutivo, gracias también a la venta de activos y a iniciativas adicionales que mejoran el retorno sobre el capital empleado. Hemos seguido invirtiendo en redes de nueva generación, consolidando así nuestro liderazgo en fibra, tanto en Europa como en Latinoamérica. Y, gracias a años de inversión, podemos decir que nuestro pico de inversión sobre ingresos ha quedado atrás", señala.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios