Telecomunicaciones | Noticias | 01 FEB 2021

La posible fusión entre Vodafone y MásMóvil, a examen

La unión entre las dos operadoras “tiene sentido”, señala el analista Fernando Maldonado, de IDG Research, por la complementariedad geográfica y de clientes que conlleva una operación cuyo gran perjudicado será Orange.
fusión, unión, manos, juntos
Créditos: Tim Mossholder (Unsplash).
Esther Macías

Todo apunta que antes o después el sector telco español se consolidará de nuevo y, esta vez, los protagonistas podrían ser Vodafone y MásMóvil, sobre cuya posible fusión se lleva hablando desde hace tiempo en prensa. Si finalmente se lleva a cabo la operación, el movimiento podría cambiar por completo el tablero de juego, suavizando la hipercompetitividad de este mercado. “En Estados Unidos el negocio de las telecomunicaciones no es tan competitivo como en Europa y, especialmente, en España. Que ocurra una fusión y se quite un jugador en liza disminuirá algo la agresividad existente”, apunta Fernando Maldonado, analista de IDG Research, que está convencido de que la consolidación será una clara tendencia para este año 2021 no solo en el panorama nacional sino también a escala europea e, incluso, transfronteriza.

La fusión —que ni Vodafone ni MásMóvil han confirmado directamente— “tiene sentido por la complementariedad que existe entre ambas operadoras tanto a nivel geográfico como de tipo de clientes que atesora cada compañía”, señala Maldonado. Desde el punto de vista geográfico, hay que recordar que mientras Vodafone es fuerte en los grandes núcleos urbanos, MásMóvil ha desarrollado una estrategia basada en apostar por ciudades más pequeñas. Respecto a los clientes, ocurre algo similar: Vodafone sí está muy bien posicionada en el ámbito de la gran empresas y la Administración Pública y MásMóvil ha sido capaz de llegar al consumidor final y a las pymes.

 

Orange: el rival que pierde con esta jugada

Incluso desde el punto de vista de la propia red, la complementariedad también existe. “MásMóvil se nutre fundamentalmente de la red de Orange, a quien alquila; si se produjera la fusión, ese tráfico se llevaría a Vodafone”. Por ello, añade el analista, el rival que saldría peor parado si se produce la fusión sería Orange. “Será, sin duda, el gran perjudicado de esta jugada, pues a Telefónica apenas le afecta, tan solo percibirá que se relaja algo la hipercompetitividad de la que hablábamos”. 

El ganador, por otro lado, será Vodafone, quien, según el diario El Economista, será quien lleve “la voz cantante de la operación”. “De materializarse este movimiento Vodafone saldrá claramente reforzado respecto a Orange”, afirma Maldonado, que apunta que también podría beneficiarse (al tener más volumen) de cara a la subasta que aún tiene que producirse del espectro radioeléctrico (la puja por la franja de 703-733 MHz y 758-788 MHz) que está destinada a la próxima generación de redes 5G. 

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios