Telecomunicaciones | Noticias | 05 MAY 2020

La CNMC ya tiene lista la vuelta a la normalidad cuando acabe el estado de alarma

Se pretende que las dinámicas competitivas y comerciales regresen a la normalidad en cinco días tras la finalización del estado de alarma.
CNMC
Redacción

La CNMC ha definido el procedimiento de retorno al estado anterior una vez que finalicen las medidas excepcionales que en el ámbito de la portabilidad fija y móvil se han adoptado por el estado de alarma. El objetivo es alcanzar la vuelta a la normalidad en las dinámicas competitivas y comerciales en 5 días tras la finalización del estado de alarma, sin que ello requiera nuevo procedimiento administrativo, decisión adoptada tras dar audiencia a los interesados.

Esta resolución es una respuesta a la preocupación manifestada por las asociaciones de operadores que gestionan los sistemas centralizados de portabilidad –la Asociación de Operadores para la Portabilidad Móvil, AOPM, y la Asociación de Operadores para la Portabilidad, AOP– ante la incertidumbre a la que se enfrentaban a la hora de restablecer la portabilidad en aplicación del Real Decreto-ley 11/2020.

Hay que recordar que, en lo que a la portabilidad móvil respecta, se decretó inicialmente un 25% del cupo por operador, vigente antes de la declaración del estado de alarma. En el caso de la portabilidad fija, se establecía un límite técnico transitorio por operador de 50 portabilidades al día, teniendo en cuenta que será necesario el desplazamiento de personal al domicilio del abonado en la mayoría de los casos. Estos cupos se confirman hasta que cese el actual estado de alarma.

La CNMC considera que, previsiblemente, la finalización del estado de alarma será anunciada con suficiente antelación para que los distintos agentes sociales puedan planificar sus actuaciones de cara a su finalización. Por otro lado, para asegurar un retorno sin incidencias significativas para los operadores y con las suficientes garantías para los usuarios, se define el procedimiento de retorno a la situación normal de portabilidad una vez finalizado el estado de alarma.

 

Vuelta a la normalidad

Asimismo, la CNMC considera que se ha de establecer el plazo más breve posible (5 días) para el retorno a la situación de normalidad. Así, en este plazo, los operadores deberán recuperar su capacidad para gestionar correctamente las solicitudes de portabilidad. Además, se contempla un procedimiento de revisión de cupos, gracias al cual el valor de cupo se adaptará progresivamente en dicho plazo de 5 días al valor anterior al estado de alarma.

En cuanto a la portabilidad móvil, se considera que el incremento deberá ser de un 15% diario hasta alcanzar el valor previo al estado de alarma. De esta forma, los operadores cuyo cupo se haya mantenido en el 25 % del cupo previo verán incrementado su valor al estado anterior en los 5 días hábiles fijados.

Por lo que respecta a la portabilidad fija, y dado que el volumen de servicios convergentes en el mercado español es muy significativo, el plazo a contemplar para alcanzar los cupos anteriores ha de ser el mismo que en la portabilidad móvil, es decir no superior a 5 días hábiles; con la consideración, al igual que ocurre con la portabilidad móvil, de que, para alcanzar los valores previos en el citado plazo deberá producirse un incremento porcentual específico hasta alcanzar el 100 % el quinto día.

Por último, en el caso de los productos empaquetados (telefonía fija, móvil, banda ancha y/o televisión), se propuso una medida adicional en el estado de alarma para que, en el caso de los cambios de operador de paquetes multiservicio, sólo pudieran materializarse aquellos cambios de operador en los que el conjunto de servicios fijos y móviles asociados al paquete pudieran ser portados sin necesidad de desplazamiento de personal técnico al domicilio del cliente o del usuario al centro de atención del operador, excepto en casos excepcionales de fuerza mayor.P Por lo tanto, las portabilidades móviles (aunque no necesitasen desplazamiento del usuario) no podrían realizarse si estaban vinculadas a un acuerdo del usuario con el operador de realizar la portabilidad de la numeración telefónica fija una vez finalizado el estado de alarma, debido a la necesidad de desplazamiento que requiere aquella última.

Por otro lado,  la CNMC recuerda que una de las prioridades de esta situación excepcional ha consistido en asegurar la conectividad y el mantenimiento de la calidad en las redes de los operadores, con el objeto de gestionar todo el tráfico incremental que se preveía y aún se está cursando en esta situación de alarma.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios