Telecomunicaciones | Noticias | 23 SEP 2019

La alianza de Telefónica con Atresmedia refuerza el negocio audiovisual de la teleco

Las empresas firman un acuerdo de intenciones para crear una compañía conjunta a través de la que canalizarán la producción y distribución de contenidos de ficción.
Silvio González y Emilio Gayo
Silvio González, consejero delegado de Atresmedia, y Emilio Gayo, presidente de Telefónica España
María Ramos

Septiembre está siendo un mes intenso para Telefónica. La firma de telecomunicaciones ha comenzado el nuevo curso con una serie de anuncios, destinados en parte a recuperar la confianza de los inversores tras un agosto conflictivo en Bolsa. La última de estas novedades se produce a través de su parte audiovisual: Telefónica ha cerrado un acuerdo con Atresmedia para crear conjuntamente contenidos de ficción en español.

La producción se desarrollará a través de una nueva empresa que estará participada al 50% por las dos firmas. Este será el vehículo a través del que se generarán y distribuirán series y películas originales para Movistar+ y para las cadenas y la plataforma de Atresmedia. También se participará en producciones de terceros a través de diversos acuerdos y coproducciones. La operación refuerza la posición de las compañías como un competidor directo de servicios similares, con Netflix como máximo exponente. 

El acuerdo ha sido ratificado por Silvio González, consejero delegado de Atresmedia, y Emilio Gayo, presidente de Telefónica España; por parte de la teleco, está pendiente de que lo apruebe su comisión delegada.

La alianza en el contexto empresarial

Este nuevo acuerdo refuerza la capacidad de Telefónica "como creador de contenidos de ficción original", explican en el comunicado del anuncio, "y su amplio alcance multiplataforma para posicionar su producción original en español en el mercado global". Estratégicamente, supone un impulso a la diversificación del negocio, más allá de la parte centrada en el suministro de servicios de telecomunicaciones a los clientes particulares, un área en la que la presencia de actores como las OMV, MásMóvil o Euskaltel garantiza una fuerte competencia. La alianza le permite ganar en importancia en un sector vinculado a su negocio principal en el que ya tiene presencia.

No han sido los únicos movimientos de Telefónica en un septiembre en el que la firma ha experimentado distintos cambios, con los que apura la línea de reorganización del negocio que ya comenzase a marcar José María Álvarez-Pallete con la venta de activos no estratégicos para reducir la deuda. 

Tras un consejo de dirección adelantado a causa de las pérdidas en Bolsa del mes de agosto, la compañía anunciaba sus planes de vender parte o toda su cartera de emplazamientos móviles y la reorganización de su plantilla. Lejos de limitarse a las desinversiones, Telefónica ha cerrado en los últimos días la adquisición de la mitad del accionariado de Prosegur, una operación con la que entra en el mercado de alarmas, vinculado a su negocio de hogar conectado.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios