Telecomunicaciones | Artículos | 01 ENE 2011

José Antonio Ortega, director de PwC Consulting

"Windows Phone 7 será un peligroso contrincante para Android"
Francisco Sánchez.
En 2014, en los países desarrollados el 55% de los terminales móviles serán smartphones, según el estudio ‘Be careful what you wish for… A look at the future of mobile data’ publicado recientemente por PricewaterhouseCoopers (PwC). Entre los sistemas operativos líderes de este segmento no sólo estarán iOS de Apple y Android, como todos auguran, sino que también BlackBerry conseguirá consolidar su cuota. Tampoco hay que descartar Windows Phone 7. “Microsoft ha dado un salto sustancial con su nuevo sistema operativo; creo que será un peligroso contrincante para Android”, asegura José Antonio Ortega, director de PwC Consulting.

El informe concluye que los smartphones serán el principal dispositivo móvil de acceso a Internet. ¿Cómo se explica el enorme auge de estos dispositivos inteligentes? ¿Cómo evolucionarán?
- Es la sensación de inmediatez que aportan los smartphones, con esa capacidad de acceso desde cualquier lugar y en cualquier momento, lo que ha provocado el rápido despegue de estos dispositivos móviles. Su crecimiento se explica además por dos factores: la subvención de los terminales y las tarifas planas de acceso a Internet aplicadas por los operadores. Y su evolución seguirá siendo muy positiva. En 2014, el 17% de los usuarios de telefonía móvil utilizarán smartphones. Esa cifra será de un 55% en los mercados desarrollados y de un 10% en los países emergentes.

¿Llegarán a sustituir a otros terminales móviles y portátiles (netbooks, laptops...) como pronostican algunos expertos?
- En cuanto a movilidad, los smartphones serán los principales dispositivos, pero tengo mis dudas de que lleguen a sustituir a los ordenadores, tanto fijos como portátiles. Me cuesta creerlo porque son herramientas con funciones totalmente diferenciadas y cada una cubre necesidades distintas. Elaborar un documento de 20 páginas, por ejemplo, revisar una presentación o un documento rico en gráficos en un smartphone es un ‘dolor’. Estos dispositivos móviles están pensados para aplicaciones más inmediatas, con menos carga de procesador. A lo que sí habrá que estar atentos es a la evolución que sigan los netbooks, que hasta hace poco generaban muchas expectativas pero que ahora, con la llegada de los tablets y los nuevos smartphones avanzados, podrían ver su futuro en peligro.

¿Qué rol tendrán en los negocios?
- Los smartphones serán una herramienta cada vez más fundamental para el entorno empresarial. En la actualidad, la movilidad en los negocios casi se limita al correo electrónico, pero están por venir muchas más aplicaciones que nos permitirán integrar el móvil con las aplicaciones corporativas y la de nuestros partners, al igual que con aplicaciones financieras.

El compromiso de Apple y de los fabricantes de terminales Android con la tecnología NFC (Near Field Communications) puede ser un revulsivo para la adopción masiva del pago por el móvil. ¿Cree que tendrá éxito este nuevo uso del teléfono?
- No vamos a ver un uso tan masivo del pago por el móvil como en Japón pero sí tendrán éxito en España aplicaciones como los micropagos. Habrá que ver, no obstante, cómo se alinean los tres agentes de la cadena –el proveedor del servicio, el fabricante del terminal y el intermediario financiero– porque puede que sus respectivos intereses no sean siempre convergentes. Además, habrá que ajustar las comisiones de los intermediarios para que los micropagos sean rentables. En el tipo de transacciones que esto se consiga con éxito serán una realidad.

¿Qué sistemas operativos de smartphones serán los ganadores? ¿Qué factores van a decidir el éxito?
- Entre los ganadores estarán sin duda el iOS de Apple y Android, pero no hay que dejar de lado al BlacBerry de RIM, que también tendrá una presencia destacada en el mercado de aplicaciones empresariales. Tampoco hay que menospreciar a Windows Phone 7, todo lo contrario, porque va a suponer un serio freno para Android. Microsoft ha hecho un buen trabajo con su nuevo sistema operativo móvil y con las alianzas con fabricantes creadas a su alrededor, muy a la par con las existentes en el mundo de Android. Por lo general, hoy no se da mucha importancia a Microsoft en el mercado de móviles porque sus sistemas operativos anteriores tenían muchas carencias, requerían de una gran capacidad de procesamiento y no contaban con muchas aplicaciones. No era desde luego la mejor solución del mercado. Pero Windows Phone 7 va a dar mucha guerra a Android. Ya cuenta con pantallas táctiles y se han optimizado las necesidades de memoria, por ejemplo. Microsoft ha dado un salto sustancial con Windows Phone 7 y creo que será un peligroso contrincante.

¿Qué futuro le espera a Symbian?
- Su futuro depende de que consiga un mayor nivel de ‘usabilidad’ en dos aspectos. Por un lado, con el sistema operativo móvil de Nokia cada aplicación es un mundo y supone todo un reto su integración con otras plataformas; sin embargo, con Android, iPhone y ahora Windows Phone los problemas de sincronización son pasado. Por otra parte, ha de mejorar todo lo relacionado con el uso de la pantalla táctil, que requiere un mayor esfuerzo que con otras plataformas.

Como se señala en el informe, la aparición del smartphone ha redefinido el concepto de movilidad. ¿En qué aspectos? ¿Con qué consecuencias?
- En 2014 en los países desarrollados como España los smartphones serán el terminal móvil dominante, pero aún así el 45% restante serán dispositivos básicos para los que seguirá habiendo un hueco en el mercado. Orange, por ejemplo, acaba de lanzar un nuevo móvil básico adaptado a las necesidades de los mayores que se distribuirá exclusivamente en farmacias. Siempre habrá oportunidades para los teléfonos de gama baja, pero el futuro pasa por el smartphone, que es el dispositivo que permite la integración de la vida cotidiana en todos sus aspectos con el ecosistema móvil. Ver en el dispositivo la puerta de embarque de tu vuelo, consultar el tiempo o quedar con amigos a través de Facebook, cada acción de la vida cotidiana está vinculada al smartphone.

El uso creciente de smartphones está impulsando a su vez el de las tiendas de aplicaciones móviles. ¿Qué papel están jugando estas tiendas en el auge de la movilidad?
- Las tiendas, tanto las cerradas como la de Apple como las abiertas del tipo de la de Android, son una verdadera palanca de dinamización de las aplicaciones móviles. Y el éxito de cada una de ellas dependerá del nivel de transparencia y de programación a escala que ofrezcan a los desarrolladores, otro de los agentes clave del ecosistema móvil. En el caso de Android hay un elemento que le pone en desventaja frente a la tienda de Apple, ya que los desarrolladores se ven obligados a hacer actualizaciones para cada terminal.

¿Qué retos suponen para los operadores todas estas nuevas tendencias? ¿Cómo deberían reaccionar para sacar también el máximo partido del auge de los datos móviles?
- Los operadores móviles están intentando impedir que les suceda lo que a los operadores fijos, que han visto como el acceso se ha convertido en una commodity. En un primer momento lo intentaron gestionando la exclusividad de

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios