Telecomunicaciones | Noticias | 05 SEP 2018

Italia aprueba la libre elección de 'router' en los hogares

El país transalpino sigue los pasos dados por Alemania otorgando a sus ciudadanos la posibilidad de elegir libremente el ‘router’ de conexión de banda ancha de su hogar. En España seguimos a la espera.
Router LifeStyle AVM
Alfonso Casas

El organismo regulador AGCOM (Autoridad para la garantía en las comunicaciones) de Italia ha hecho público el decreto «Delibera 348-18-CONS» que garantiza a los ciudadanos la libre elección de dispositivo router para sus conexiones de banda ancha en el hogar. Según esta medida, cualquier proveedor de conectividad o ISP, en adelante, estará obligado a ofrecer libre elección a sus usuarios a la hora de instalar el dispositivo en el hogar, con el aliciente de que éste contará con la información de la dirección IP correspondiente para poder configurar el dispositivo deseado como router principal. Recordemos que en nuestro país, no se cumple esta medida, de manera que la mayoría de los operadores obligan a sus clientes a instalar cierto hardware, en ocasiones capado, para no poder utilizar otro dispositivo como principal. Esto obliga a muchos usuarios que desean utilizar otro modelo o marca de mejores especificaciones, a configurarlo en modo cascada para mantener el que instala por defecto el ISP y poder añadir un segundo equipo.

La medida anunciada por Italia entrará en vigor a partir del próximo mes de noviembre, de manera que tanto los usuarios privados como las empresas podrán elegir su equipo y se beneficiarán de todas las ventajas que aporta la libertad de elección y uso de un modelo concreto. La alianza entre asociaciones de consumidores y de vendedores, proveedores independientes y la VTKE (Asociación de fabricantes de equipos para telecomunicaciones) ha abogado especialmente por la libertad de elección de equipo desde el principio.

Es de sentido común pero aún no se ha hecho realidad en España. La mayoría de ISPs obligan a sus clientes a utilizar cierto hardware que puede no ser la mejor opción, ya sea por prestaciones, conectividad Wifi desplegada, o potencia de la señal. De hecho, muchas personas se ven obligadas a usar otro hardware detrás de él en el conocido como modo bridge para mejorar las cualidades del router ofrecido por defecto, añadiendo un segundo.

Sin duda alguna, la libertad de elección aporta más variedad al mercado, de forma que los clientes puedan elegir el router en cada una de las topologías de acceso disponibles, ya sea a través de DSL, cable, fibra óptica o LTE. La nueva medida también se aplicará a los contratos ya existentes, con la posibilidad de reclamar al operador los datos necesarios para configurar un nuevo router que el propietario adquiera de manera particular.

Alemania fue pionera en este sentido aplicando la medida a mediados del año 2016. Desde entonces, los ciudadanos del país disponen de una mayor variedad de dispositivos y equipos para configurar sus router, teléfonos, centralitas telefónicas o sistemas de alarma, entre otros dispositivos. Con la explosión de los dispositivos IoT y la domótica en los hogares, tiene mayor sentido la posibilidad de elegir libremente el router principal que brindará acceso a la mayoría de los dispositivos conectados en los hogares, especialmente para todos aquellos que se impliquen seriamente con aspectos como la seguridad, funcionalidad y rendimiento. Muchos ofrecen a través de sus App, el control y la monitorización de dispositivos conectados, tráfico asociado, así como el poder desplegar medidas de control parental, entre otras ventajas.

En nuestro país, todavía no tenemos la opción de libre elección de equipos, hasta el punto que el operador suele negar a sus clientes la información asociada a su conexión para configurar un nuevo equipo. La CNMC ha aprobado medidas para mejorar los tiempos y los procesos de portabilidad, tanto en líneas móviles como en fijas entre distintos operadores, pero seguimos teniento que conformarnos con el hardware que impone el operador ISP. En ocasiones, con cada nueva portabilidad, obliga al cliente a tener que cambiar el hardware y toda la configuración preestablecida de dispositivos conectados en su red. La aprobación de una medida de este tipo evitaría quebraderos de cabeza además de poder elegir el dispositivo que mejor se ajuste a las necesidades de cada uno. Trasladado a un ambiente profesional, muchos serían los beneficios para profesionales y pequeñas empresas a la hora de adoptar dispositivos con mejores prestaciones a la hora de desplegar una centralita digital en su negocio, con varias líneas telefónicas de VoIP, así como un mayor control en base a las posibilidades que brinde cada dispositivo hardware. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios