Telecomunicaciones | Noticias | 31 OCT 2018

Eventos masivos, un reto para las operadoras

Las telecos deben estar preparadas para dar respuesta a los picos de demanda de tráfico de los usuarios, sin que esto se refleje en el desempeño diario de la red.
evento
Redacción

Es poco probable que la noche de Halloween, Samaín, el Día de los Muertos, Todos los Santos o la festivididad que se quiera celebrar 31 de octubre y 1 de noviembre vayamos a un evento lo suficientemente masivo como para que la red colapse. Pero seguro que la situación es familiar: llega un festival o concierto importante, la cabalgata de los Reyes, esas fiestas multitudinarias, el partido del siglo o los primeros minutos del 1 de enero y todos queremos compartir nuestras vivencias, o intentamos localizar a otros, y el tráfico en las líneas telefónicas se congestiona. ¿Por qué sucede esto? ¿Acaso las operadoras no cuentan con la capacidad necesaria?

En Orange ponen un ejemplo muy gráfico: "sería como tener la nevera siempre repleta de comida por si viene toda tu familia a comer". El tráfico en la red no se organiza para dar respuesta siempre a estos picos puntuales de comunicaciones; de lo que se trata es de dar una cobertura buena para el tráfico medio. Si se quisiese mantener la red preparada en todo momento para los picos altos, se requiriría de un desembolso económico elevado que, a tenor del uso que se hace normalmente, es totalmente inecesario y poco eficiente, ya que se malgastarían muchos recursos. Volviendo al ejemplo de la nevera, acabaríamos por tirar la mitad de la comida, con lo que nos gastamos el dinero y no aprovechamos lo que compramos.

El tráfico medio se estima en relación a distintos parámetros, como número de llamadas, cantidad y duración de las conexiones de datos, etc, que hacen que las operadoras establezcan qué capacidad es necesaria para que la red soporte un número de usuarios normal. En las situaciones puntuales, esa capacidad se supera, por lo que no todos los clientes pueden disfrutar del servicio a la vez. El comportamiento del tráfico móvil en estas situaciones se caracteriza por tres rasgos: una alta concentración de usuarios, el uso masivo de datos y un comportamiento diferente respecto al tráfico normal, disparándose el consumo en uplink, subiendo contenidos, en vez del habitual de downlink o de descarga. 

Las telecos intentan prever estas situaciones y prepararse para ellas. Desde Orange apuntan al uso de herramientas tecnológicas para prepararse: se pueden utilizar algoritmos y software avanzado para conocer qué eventos de relevancia se van a producir, tanto puntuales como de forma rutinaria, a lo largo del año, mediante un análisis de la información disponible en, por ejemplo, las plataformas sociales. También se analiza si la capacidad será suficiente para cubrirlos y qué antenas serán las más afectadas. En caso de no ser así, se está a tiempo de realizar acciones de mejora, como un plan de apoyo con ampliación logística o estaciones móviles temporales, las denominadas COWs, por las siglas en inglés de celdas sobre ruedas. Estas últimas las emplean operadoras como Orange, Vodafone o ATT en distintas situaciones, no solo eventos masivos sino incluso situaciones de emergencia. Contienen toda la infraestructura necesaria para ampliar la capacidad de la red en un contenedor con ruedas o transporte.

Combinar la capacidad diaria de red con estos picos de tráfico, con la menor repercusión posible para el usuario, es uno de los retos que las operadoras deben enfrentar para garantizar una buena prestación del servicio. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios