Telecomunicaciones | Artículos | 01 OCT 2007

El IETF y la UIT aparcan sus diferencias para trabajar juntos en el nuevo protocolo MPLS. En busca de la interoperabilidad

Tras un periodo de guerra abierta, finalmente, el IETF y la UIT trabajarán conjuntamente para garantizar que el nuevo protocolo T-MPLS sea compatible con los equipos MPLS que los operadores han instalado en los últimos años.

Después de la guerra de poder que, desde hace meses, venían manteniendo los dos principales organismos de estandarización de Internet, el IETF (Internet Engineering Task Force) y la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones) han llegado a un acuerdo para trabajar “en estrecha colaboración” en la especificación de Transport-MPLS, cuyo objetivo es permitir que el tráfico MPLS pueda discurrir por troncales Ethernet. La discordia entre ambas entidades surgió a consecuencia de los problemas de interoperabilidad que, según el IETF, el nuevo protocolo podría generar para los proveedores de servicios.
La rivalidad entre los dos organismos quedó enterrada a mediados de septiembre en el transcurso de una reunión en Alemania celebrada a fin de resolver sus diferencias. “El acuerdo consiste en crear un equipo de trabajo conjunto de expertos para garantizar que los problemas pueden solucionarse, aunque hay muchos detalles pendientes de concretar”, explica Stephen Trowbridge, presidente del Telecommunication Standardization Sector Working Party 3 of Study Group 15 de la UIT, sección encargada del desarrollo de T-MPLS. Al encuentro acudieron, además de miembros del IETF y la UIT, cerca de 40 representantes de operadores y proveedores de equipos de red.
El problema es que T-MPLS, en su concepción inicial, sería incapaz de funcionar con los routers y conmutadores basados en estándares MPLS ya desplegados, poniendo en peligro las inversiones realizadas por los operadores en los últimos años. Una situación que puede llegar a ser “catastrófica”, según Stewart Bryant, enlace del IETF con la ITU-T en materias de MPLS y responsable técnico de Cisco. El principal inconveniente es que el nuevo protocolo utiliza el mismo EtherType –campo del estándar de red Ethernet que indica qué protocolo está siendo transportado y cómo procesar los paquetes– que MPLS, lo que podría generar confusión en la operación de las redes.

Decisión final
Por su parte, los integrantes del ITU-T niegan que T-MPLS vaya a crear problemas de interoperabilidad con Internet, ya que el estándar se utilizará únicamente en la red del proveedor de servicios y no traspasará a la red del cliente. El transporte de tráfico MPLS de una red empresarial sobre una red T-MPLS de un proveedor de servicios irá sobre Ethernet. Será T-MPLS en la red del proveedor de servicios y en la entrega el cliente recuperará su tráfico sobre Ethernet. Por ello, aseguran que con este modelo de servicio es difícil que se produzca un conflicto de protocolos.
Sin embargo, los responsables del IETF consideran esta visión poco realista. “Tenemos la experiencia de que incluso cuando se ha diseñado y planificado cuidadosamente, en la práctica raramente los elementos de red permanecen independientes”, afirmaba Malcolm Johnson, director del Buró de Estandarización de Telecomunicaciones de la UIT, a finales de julio, apremiando al organismo a cambiar el curso de T-MPLS. “La configuración accidental sucede y puede ser un factor significativo para provocar serias caídas de la red u otros incidentes”.
La decisión final sobre el modo en que trabajarán conjuntamente ambas entidades en el desarrollo de T-MPLS se tomará en una reunión del grupo de estudio 15 de la ITU-T que se celebrará en febrero de 2008. Antes, no obstante, ambas organizaciones tienen que someter a ratificación la propuesta de colaboración, si bien han reconocido que la reunión de Alemania supone un buen paso para resolver las diferencias. Para el IETF, el acuerdo podría satisfacer el objetivo mutuo de mejorar la funcionalidad de Internet y las redes de transporte, así como de garantizar la completa interoperabilidad y la solidez de la arquitectura.

Reconocimiento mutuo
Tan pronto como sea posible, el IETF y el ITU-T trabajarán en estrecha colaboración para asegurarse de que las soluciones garanticen la compatibilidad, consistencia y coherencia entre MPLS y T-MPLS. El compromiso incluye el reconocimiento mutuo de que la autoridad del diseño de MPLS reside en el IETF, y en ITU-T Study Group 15 el domino de conocimiento para infraestructuras de red de transporte. Ningún miembro de los dos organismos podrá participar en el grupo de trabajo conjunto, cuyos contactos se establecerán mediante correo electrónico y multiconferencia.
En sus tres años de trabajo, el Study Group 15 Working Party 3 de la ITU-T, que cuenta con la participación de fabricantes como Alcatel-Lucent, Ericsson, Fujitsu y Tellabs, ha finalizado cuatro especificaciones y un documento sobre conmutación. El objetivo de estos desarrollos es, de acuerdo con la ITU-T, cubrir las necesidades específicas de los proveedores de servicios en cuanto a, por ejemplo, soporte de mensajería y entornos operativos (OE&M) y conmutación de protección más robustos que los proporcionados por el estándar MPLS del IETF.
Para Stephen Trowbridge, presidente del Working Part 3 del Study Group 15 y empleado de Alcatel-Lucent, la crisis de T-MPLS ha sido una guerra de poder entre los dos organismos. “Todo converge. Cada vez vemos más tecnología óptica en el extremo de la red, y más tecnologías de paquetes en las redes de los proveedores de servicios. Las guerras de poder son inevitables”.


Contra la confusión
---------------------------
T-MPLS ha causado más disputas entre el IETF y la UIT de lo que normalmente sucede en el desarrollo de estándares de Internet. “Es inusual. Ha habido demasiadas discusiones. Esperamos que podamos trabajar juntos y resolver los problemas de forma amigable. Queremos producir tecnología que satisfaga a todos pero hacerlo de un modo que no introduzca confusión en la red”, asegura el enlace entre ambos organismos, Sthewart Bryant.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios