Telecomunicaciones | Noticias | 17 JUL 2019

Competencia incoa expediente sancionador contra Telefónica

El organismo investigará el posible sobrecoste a los operadores en la contratación del canal Movistar Partidazo, derivados de la compra de DTS.
mando televisión
Redacción

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha decidido finalmente incoar un expediente sancionador a Telefónica por entender que la operadora calculó de forma errónea el reparto de los costes fijos del canal Movistar Partidazo en la temporada 2016-2017 y, por tanto, cobró de más a los contratantes de esta cadena de fútbol, incluida en su oferta mayorista. 

La apertura del expediente ratifica así un informe parcial de vigilancia dado a conocer el pasado mes de junio, en el que concluía que había indicios de tal incumplimiento.

Para entender este proceso, hay que remontarse a 2015, año en que el organismo autorizaba la operación de concentración por la que Telefónica se hacía con DTS, la antigua Sogecable, tras la compra de la parte de Prisa en la compañía. Como parte de esta operación, la CNMC obligaba al operador a asumir varios compromisos, entre los que está la comercialización mayorista de una oferta anual de contenidos de canales de pago y la replicabilidad de los productos con estos canales.

Esto implica ofrecer a sus competidores el suministro de estos contenidos premium y la comercialización en sus propios servicios, a cambio de una cantidad. Esta se fija combinando el reparto proporcional de los costes fijos por el pago de derechos de emisión exclusiva, que se deben dividir entre Telefónica y los operadores interesados, con los costes de producción y otros conceptos, lo que se engloba en el CMG o 'coste mínimo garantizado'. 

En el cálculo de los costes fijos que debe pagar cada operador se toman varias referencias, como la base de abonados o su potencial. Aquí es donde la CNMC señala que ha habido problemas. Según el organismo, Telefónica hizo mal el reparto inicial que derivó en el pago de costes fijos del canal Movistar Partidazo en 2016, ya que se computó un número de abonados menor al que le correspondía y esto, consecuentemente, hizo que las otras operadoras pagasen más

Este error fue reconocido por la propia Telefónica más adelante, en septiembre de 2018; sin embargo, las otras empresas contratantes ya habían tenido que asumir este sobrecosto. 

Por todo esto, Competencia considera que Telefónica ha incumplido los compromisos derivados de la compra de DTS y ha decidido incoar el expediente de sanción. El organismo tiene ahora tres meses para investigar la causa y decidir si toma medidas contra la teleco.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios