Telecomunicaciones | Artículos | 15 ABR 2014

Cómo optimizar la adopción de 4G-LTE y la monetización de la red

¿Son importantes los planes de datos, los cambios de equipo y los contratos abiertos?
Leslie Ferry
Leslie Ferry, vicepresidenta de Marketing de BroadSof
Leslie Ferry, vicepresidenta de Marketing de BroadSoft

Los operadores de redes móviles (MNO) de todo el mundo siguen acelerando el lanzamiento de servicios 4G/LTE expandiendo la cobertura de red tanto geográficamente como en las regiones menos pobladas. Junto con el crecimiento de la red, un conjunto de circunstancias siguen acelerando el consumo de datos móviles: el crecimiento de smartphones y de tabletas mejora las capacidades de los dispositivos móviles, así como la disponibilidad de contenidos.

 

Las combinaciones de nuevos factores continúan estimulando nuevos comportamientos móviles, incluyendo el interés de los abonados al 4G, una creciente demanda de movilidad por parte de las empresas y los servicios de comunicaciones unificadas (UC), así como la expectativa general de las velocidades 4G LTE. Sin embargo, la clave para acelerar la monetización de las inversiones de LTE no es simplemente aumentar los ingresos medios por usuario (ARPU) con la comercialización competitiva de datos de distintas calidades, equipos o contratos abiertos, ya que estos producen un cambio insignificante. Se trata de que los operadores de redes móviles puedan mejorar sus beneficios aprovechando el recurso de las aplicaciones y los servicios creados basándose en las necesidades del usuario de hoy y la velocidad de datos. Por ejemplo, con servicios de comunicaciones unificadas.

 

Los operadores de telefonía móvil que ofrecen LTE están centrados en tener éxito en un nuevo escenario de datos, y parece que están ajustando sus mensajes competitivos para prestar más atención a los precios, intercambios continuos de equipos y opciones de contrato menos restrictivas. Sin embargo, los distintos niveles de precios competitivos (con o sin intercambios de equipos o contratos menos restrictivos) pueden no ser suficientes para romper con esta dinámica o satisfacer las necesidades de algunos abonados, por no hablar del significativo, en lugar de gradual, aumento de los ingresos medios por usuario.

 

El éxito del nuevo escenario LTE implicará el cumplimiento de nuevas demandas de datos/bits de alta velocidad para consumidores y empresas, sobre todo porque la IP convergente y los escenarios con presencia de Wi-Fi desafían a los flujos de ingresos móviles tradicionales. Los operadores de telefonía móvil astutos que busquen acelerar su retorno de las inversiones LTE, siendo competitivas y rentables, tendrán que centrarse en el aumento de la oferta de servicios frente a la limitación de niveles de datos que continuarán en el mercado. En lugar de competir con los precios de los datos, la industria del Wi-Fi tendrá que “buscarse la vida” en otra parte, por ejemplo en ofrecer ese “valor añadido” a las empresas y a los servicios de consumo. Estos servicios, que incluyen el apoyo para BYOD, pueden ser ofrecidos de manera más eficiente como servicios de comunicaciones unificadas móviles (UC).

 

Mientras que la frustración de los consumidores y la demanda global de planes de datos ilimitados están demandando la urgente monetización del LTE, muchos en la industria creen que competir por precio o cualquier modificación de paquetes de datos no diferenciará realmente una red 4G de otra. Una mejor monetización de LTE puede ser consecuencia de la identificación de los servicios y aplicaciones que las empresas y los consumidores demanden y estén dispuestos a pagar por una opción Premium.

 

El informe de servicio, 2013 Wireless Operator Strategies (WOS), Monetizing 4G LTE: Evolution of Pricing & Go-to-Market Strategies, Strategy Analytics señala que la identificación de las opciones premium son necesarias para el crecimiento de los ingresos. Phil Kendall, director de Estrategias de Operador de Telefonía de Strategy Analytics, describe la necesidad de ajustar la estrategia en el nuevo panorama LTE: "El éxito del pasado no es garantía de futuro - especialmente cuando los competidores aceleran los despliegues LTE o cuando el LTE-Advanced entra en escena. Los defensores tienen que responder a las amenazas de la competencia no sólo con planes que se dirigen a precios ultra-sensibles, sino también con las opciones Premium para segmentos que pueden agregar valor y diferenciar. La implementación sola de LTE no garantiza un crecimiento de ingresos". Kendall cita LG U+ en Corea del Sur como un ejemplo de que el LTE puede ser una herramienta eficaz para un aspirante a ganar cuota de mercado y aumentar el ARPU incluso en un entorno LTE competitivo.

 

Además de centrarse en los consumidores, el mercado empresarial está siendo diseñado para prepararse para la llegada del LTE. Además, se está centrando en ofrecer de voz sobre LTE (LTE) para aumentar la productividad y poder ver esas ventajas en los costes. Al evolucionar a soluciones LTE móviles basadas ​​en la nube, por ejemplo, las empresas pueden cumplir más fácilmente los retos BYOD mediante la prestación de un único servicio de comunicaciones de suscripción para sus empleados. Debido a la capacidad VoLTE para entregar fácilmente las comunicaciones unificadas a la fuerza de trabajo móvil, los expertos de la industria predicen que las UC serán el motor inicial y primario para que las empresas adopten 4G. Las necesidades que ahora demandan los consumidores, la empresa o los mercados, está poniendo de manifiesto que el camino hacia la monetización de LTE es diferenciar una marca mediante la entrega de un conjunto de servicios y aplicaciones de comunicaciones unificadas para su comercialización.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios