Telecomunicaciones | Noticias | 12 NOV 2019

Caen un 8% los ingresos por servicio de Vodafone

Los resultados de la compañía, que factura 978 millones de euros entre julio y septiembre, mantiene su tendencia a las pérdidas, aunque la firma ve indicios de recuperación.
Vodafone
María Ramos

Vodafone está apostando su recuperación en España a un cambio de estrategia, que pasa por la captación de clientes en fijo y convergentes a través de una oferta centrada en cine y televisión —más allá del modelo fútbol, del que se ha desmarcado— y, en móvil, con la introducción de tarifas ilimitadas y del encendido del 5G en 15 ciudades. Sin embargo, pese a que en los últimos reportes de la CNMC se percibe cierta mejoría, el balance de resultados trimestrales recoge un nuevo descenso en los ingresos.

Entre julio y septiembre, periodo que se corresponde con el segundo trimestre de su año fiscal 2020, Vodafone España facturó 978 millones de euros por servicios. La cantidad es un 8% inferior a la de los mismos meses de 2018, pero desde la compañía ven un aspecto positivo: el porcentaje es inferior a la caída del primer trimestre, que era del 9,3%, lo que consideran una "mejoría". Sin embargo, si se retrocede, se comprueba que es el segundo peor dato de los últimos seis trimestres; entre julio y septiembre de 2018, de hecho, el descenso en ingresos fue del 6,9%. 

Por partidas, la de ingresos móviles mejora en relación al trimestre pasado al sumar 651 millones de euros, frente a los 644 millones de abril a junio; sin embargo, es una cifra inferior a los 712 millones del mismo periodo de 2018. Cae tanto en términos intertrimestrales como interanuales la facturación por servicios fijos, por donde entran 327 millones. 

En conjunto, los ingresos de Vodafone alcanzan los 1.078 millones de euros en el trimestre, y en la primera mitad de su año fiscal totalizan 2.161 millones: un 10,3% menos que en el primer semestre de su anterior año fiscal. De esos, se corresponden con la parte de servicios 1.966 millones de euros, lo que supone reducir en un 8,7% la del anterior año. 

El EBIDTA ajustado entre abril y septiembre es de 460 millones, frente a los 529 millones del mismo periodo del anterior año y los 509 millones registrados entre octubre de 2018 y marzo de 2019. El margen de EBITDA se reduce 0,2 puntos porcentuales en relación a 2018, hasta el 21,3%, lo que se achaca "al descenso de los ingresos por servicio, compensado parcialmente por la reducción de costes operativos tras la implantación de la nueva estructura de la compañía y los avances en el proceso de digitalización que permiten a la compañía adaptarse a la preferencia de sus clientes por los canales digitales (servicio y venta)".

En el total de clientes, la compañía reporta cierta mejora en el cierre del semestre. Por la parte móvil suma 66.000 contratos en el segundo trimestre y sitúa el total en 13,575 millones. Los de televisión y línea de voz fija aumentan de 1,287 millones a 1,307 millones. En banda ancha fija, en cambio, se pierden 5.000 clientes: la cartera de usuarios se sitúa en los 3,163 millones. Se reduce también ligeramente la parte de clientes convergentes, con 2.000 contratos menos en el trimestre que sitúa el total en 2,272 millones. Desde la compañía destacan el comportamiento de la base de usuarios de fibra, que sube en 26.000 adiciones y supera los 2,883 millones.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios