Seguridad | Noticias | 16 MAY 2019

Los consumidores mantienen sus reticencias sobre privacidad y seguridad en IoT

Un informe apunta a un porcentaje mayoritario de usuarios de dispositivos conectados que no confían en la forma en que se gestiona la información personal.
hogar conectado
Redacción

Las previsiones en IoT y dispositivos conectados hablan de un despliegue masivo, con estimaciones de alcanzar las 28.500 millones de conexiones de este tipo en 2022. Sin embargo, los usuarios muestran cierta prevención sobre la protección que estos elementos proporcionan a sus datos personales. Una reciente investigación apunta a que tres de cada cuatro personas no confían en la forma en la que se comparte información.

El informe, realizado por IPSOS Mori a encargo de Internet Society y Consumers International, estudia las tendencias en seis países: Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Japón y Australia. Para su elaboración se encuestó a un mínimo de mil usuarios por región, con la conclusión de una manifiesta falta de confianza sobre la seguridad de los dispositivos conectados —entendiendo por tales aquellos aparatos con acceso a la red, pero excluyendo tablets, smartphones y ordenadores—. 

La investigación muestra que la adopción de 'smart devices' está generalizada, ya que el porcentaje de participantes que tiene elementos como pulseras de fitness, juguetes conectados o asistentes para el hogar ronda el 69%. Sin embargo, de media, un 65% de estos consumidores muestran preocupación sobre la forma en la que se recogen y utilizan datos personales. De hecho, un 63% considera "inquietante" la forma en la que estos dispositivos reúnen información sobre los usuarios y sus comportamientos.

Los niveles son similares a los de otros elementos tecnológicos. Por ejemplo, preguntados por el uso de aplicaciones móviles, un 69% manifiesta esta misma inquietud en el almacenamiento y uso de información personal. El porcentaje baja al 62% cuando se trata de tablets o portátiles. 

La encuesta incide en el planteamiento de un consumidor poco seguro del tratamiento que se hace de su información. Más de la mitad de los encuestados —un 55%— no se sienten seguros en que sus dispositivos protejan su privacidad, y el 53% no creen que manejen sus datos personales de forma responsable. Sobre el conocimiento que tienen de prácticas de seguridad, un 80% saben fijar y cambiar contraseñas, un 68% se mantiene al tanto sobre las actualizaciones automáticas y la mitad conocen las distintas configuraciones de almacenamiento e intercambio de información.

Entrando en las condiciones para la compra de estos elementos, un 77% dice que la disponibilidad de información sobre privacidad y seguridad ha sido un factor clave en la adquisición. Es, sin embargo, un porcentaje inferior a otras prioridades, como que cubra las necesidades del usuario, tenga un precio conveniente, sea de una marca de confianza o haya opiniones positivas sobre su uso. Entre los que no tienen estos aparatos, el 28% dice que la razón principal es, precisamente, la falta de confianza en la seguridad y la privacidad



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios