Seguridad | Noticias | 18 FEB 2019

La GSMA aboga por la seguridad y la defensa de la competencia en 5G

Tags: Seguridad 5G
La organización llama a las autoridades europeas a colaborar en la protección de las redes y a no restringir la competitividad entre operadoras como motor de la innovación.
GSMA 5G
María Ramos

Aun desde antes de su despliegue comercial, que se espera que comience este año, las expectativas en torno al 5G están muy altas. Dos de cada tres organizaciones tienen ya planes para su trabajo con esta tecnología, según la firma Gartner. La mejora en la latencia y en la velocidad que promete son características altamente codiciadas por distintas industrias y en múltiples aplicaciones. Empezando por el IoT, que se retroalimenta con el 5G: la tendencia al alza en el empleo de dispositivos conectados requiere de mejores conexiones de red, y a su vez estas serán claves para impulsar su despliegue. 

Sin embargo, no todo son luces en la llegada del nuevo estándar. A las preocupaciones por los posibles usos maliciosos de la red se unía recientemente el descubrimiento de una vulnerabilidad en el protocolo AKA de autenticación, que daría acceso a información sensible. Ahora, la GSMA, la organización de operadoras y compañías del sector de las comunicaciones, se une a estas advertencias con una serie de recomendaciones en seguridad y competencia

La asociación apunta a que para 2025 se habrán invertido entre 300.000 y 500.000 millones de euros en el despliegue de 5G, y la propia tecnología generará cerca del 4% del producto interior bruto. Esta es una proyección que hay que proteger, inciden, sin descuidar tampoco otros factores, como la confianza de los usuarios, la competitividad y que los datos sean asequibles. La GSMA se dirige a las autoridades políticas en Europa, donde la situación de partida y el enfoque es distinto al de otras regiones, para instarles a "no perder el enfoque en todos los objetivos políticos relevantes: seguridad, competencia, innovación e impacto en el consumidor". 

La organización realiza una serie de observaciones concretas sobre el estado del 5G y del mercado en general, que pide a los responsables políticos que consideren. Enfatiza la idea de que la protección ante posibles ciberataques o vulnerabilidades es responsabilidad conjunta de las compañías y los gobiernos. La GSMA hace una defensa del trabajo de las telecos en el aseguramiento de las redes, señalando que la seguridad y la confianza son esenciales en el éxito tanto de los operadores como de toda la economía conectada.

La asociación de operadores destaca el potencial del 5G tanto para la ciudadanía como para las distintas industrias, a lo que se suma la posibilidad de cruzarlo con otras herramientas como IA, IoT o 'big data'. Aquí, la competencia ha sido —y es— clave en el desarrollo de la innovación, dicen. Por eso, advierten que de limitarse o detenerse el despliegue del nuevo estándar, o de requerir cambios en la actual infraestructura 4G, se corre el riesgo de dejar atrás a los consumidores y empresas europeos. Esto podría llevar a que se trasladen la inversión y la innovación a otros países, lo que impactará tanto en el crecimiento como en los empleos asociados a esto, explican, en una advertencia que recuerda a sus llamadas de atención previas sobre cómo gobiernos y reguladores podrían poner en riesgo el despliegue del 5G

La recomendación final de la GSMA pasa por que los gobiernos y los operadores móviles trabajen juntos, especialmente en temas de seguridad. Aquí, reivindican su experiencia previa en las pruebas de protección con terceros para abogar por un acuerdo a la hora de establecer el régimen de prueba y certificación de garantía para Europa, de modo que se garantice la confianza en la seguridad de la red y se mantenga la competencia en el suministro de equipos.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios