Networking | Artículos | 01 MAY 2008

Virtualización: estrategia o caos

Ricard Piñol.
Con la metodología adecuada, los profesionales de TI pueden diseñar estrategias para llevar a cabo una virtualización exitosa y construir unos cimientos sólidos para el uso futuro de esta tecnología.
Cada vez son más las empresas que están usando la virtualización o tienen una manifiesta intención de hacerlo en sus servidores. Las predicciones de IDC son que más de medio millón de servidores se pondrán en marcha con capacidades de virtualización este año, cifra que alcanzará los 1.200 millones en 2009. Estos datos corroboran que la virtualización del servidor se ha convertido en una propuesta de peso, perfilándose como una tecnología de compilación que ayuda a las empresas a controlar mejor sus centros de datos, reduciendo costes de TI y racionalizando las operaciones. En este sentido, se observa una reducción de entre un 20 y un 50% en los costes de hardware, licencias de software y mantenimiento, posibilitando un rápido retorno de la inversión. Y a más largo plazo, el beneficio se traduce en la reducción o eliminación de los obstáculos que puedan impedir el crecimiento y en una mayor eficiencia, además de permitir una dinámica informática para un negocio más ágil.
La virtualización del servidor puede aportar ventajas en varios escenarios, incluyendo la continuidad del negocio/recuperación ante desastres, donde ayuda a reducir los gastos mediante la disminución de la complejidad de la infraestructura TI y la reducción del tiempo de recuperación. Otros escenarios típicos donde la virtualización aporta gran valor son aquellos en los que la empresa ha experimentado una proliferación de servidores –debido al crecimiento del número de aplicaciones, al envejecimiento de su infraestructura o a la alta fragmentación del entorno TI–, donde cada uno de estos equipos consume un gran número de personal o de recursos financieros.
En entornos virtualizados es esencial un proceso de gestión de la configuración para asegurar y mantener la rentabilidad de la consolidación, así como de la capacidad, que supone planificación, justificación y gestión del sistema. Para garantizar buenos niveles de rendimiento y rentabilidad los profesionales de TI deben de comprender la carga de trabajo/perfil de las aplicaciones clave, y perfilarlas con las herramientas adecuadas, así como establecer las líneas base del rendimiento de los servidores y aplicaciones previos a la consolidación.

Control del entorno
En cualquier caso, no hay que omitir que las empresas deben tener en cuenta varios retos cuando gestionan y operan sus infraestructuras TI. Por ejemplo, las plataformas de sistema que se multiplican en respuesta a las demandas del negocio pueden provocar que los administradores de TI tengan que tratar con infraestructuras complejas y a menudo desconectadas de una sólida y eficiente estrategia técnica. Y esto puedo derivar en unos gastos extras y un crecimiento de las necesidades para el espacio del centro de datos. Cuando esto ocurre, el resultado más común es que la infraestructura del servidor de la empresa se divida. Sin embargo, para la compañía es crítico recuperar el control del entorno del servidor para reducir los costes y estandarizar un entorno TI eficiente y receptivo.
La virtualización, además, puede aumentar la complejidad con más hardware, software, clusters y otras prestaciones de recuperación de fallos. Por ello, para el personal de TI resulta crítico asegurar una monitorización adecuada del rendimiento y capacidad, así como del efecto del software de virtualización sobre los recursos del servidor. Entender la arquitectura de servidores de la organización, cumplir con las prácticas de funcionamiento definidas en ITIL y desarrollar competencias en la tecnología de virtualización empleada son algunas recomendaciones básicas. Una estrategia y planificación clara, además de profesionales especializados, serán los mejores aliados a la hora de implantar la virtualización.


Ricard Piñol
Director de Soluciones de Infrastructura y Seguridad de Avanade Spain

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios