Networking | Artículos | 01 MAY 2008

Vientos de cambio barren Reedmond

El árbol no deja ver el bosque. El empeño de Microsoft por hacerse con Yahoo! –como quiera que acabe la batalla– acapara la atención mediática, poniendo de manifiesto el interés del gigante por recuperar el tiempo perdido y entrar a saco en el negocio de la publicidad online. Pero esa es sólo una de las asignaturas pendientes de la compañía. Microsoft –y toda la industria TI en realidad- se encuentra ante un periodo de transformación al que ha de saber adaptarse si no quiere ver su liderazgo en peligro. Y adaptarse a fondo. La compañía tiene la necesidad cada más acuciante de reinventarse, refundar sus bases y principios, y diseñar un camino de evolución que le permita estar a la altura de las dinámicas transformadoras que están revolucionando el modelo de software y servicios hasta ahora dominante.
Según los expertos, el éxito del nuevo perfil de empresa tecnológica que tan icónica y globalmente representa Google, las señales de maduración (¿saturación?) del mercado de PC, la tendencia hacia las aplicaciones agnósticas de servidor y la progresiva obsolescencia de los sistemas operativos monolíticos impuesta por la imparable virtualización forman, junto con la ubicuidad de la Web, el modelo utility computing y el software como servicio, el caldo de cultivo de un nuevo modelo de informática y comunicaciones que Microsoft no puede ignorar. Y no lo ha hecho. Ya se verá si acertadamente o no, pero hay indicios de que en Redmond por fin se están moviendo.

Las claves del futuro
Recientemente, Ray Ozzie, el máximo responsable de desarrollo de software del fabricante, lanzaba una memo interna destripando –y razonando– lo que será –en su opinión– el germen del Microsoft del futuro. En el documento, Ozzie basa la estrategia global de la compañía en tres principios, cuyo enunciado contiene cuatro palabras clave que, en sus interrelaciones, afectan tanto al usuario individual como a los desarrolladores de software y a las empresas: Web, cloud (nube en castellano), mesh (malla) y dispositivos. Y con estos ejes conceptuales, alrededor de los que gira el nuevo modelo TI, Ozzie construye las que serán las cinco líneas que marcarán la “transformación de nuestras ofertas”. En su descripción, todas ellas comienzan, cómo no, con la palabra “connected”.
En el capítulo de “dispositivos conectados”, Microsoft aspira a “crear experiencias integradas” que surjan de la unión de Windows, Windows Live y Windows Mobile. Es en esta área donde Microsoft ya se ha adelantado con el anuncio de Live Mesh, plataforma que combina servicios hospedados de almacenamiento, compartición de ficheros y conexiones P2P para que múltiples dispositivos diferentes puedan trabajar juntos y que los usuarios accedan a aplicaciones actualizadas en cualquier momento y desde cualquier lugar. Con Live Mesh –que formará parte de Windows Live–, los archivos, carpetas, documentos y medios quedarán sincronizados a través de distintos dispositivos y de la Web. Así, por ejemplo, el contenido de uno de los dispositivos integrados en el entramado o “nube” podrá ser compartido con otros que también utilicen la oferta de Microsoft. Además, esta tecnología ofrecerá la posibilidad de que múltiples equipos reporten en un servicio común para analizar su estado, actualizarse o dar a conocer sus respectivas localizaciones. Soportará también gestión centralizada, de forma que los usuarios puedan configurar y personalizar sus equipos y controlarlos remotamente desde cualquier lugar.
Como “entretenimiento conectado”, y sobre la visión device mesh de Microsoft, los planes de la compañía pretenden que “los usuarios sólo tengan que licenciar los medios y organizar sus suscripciones una sola vez, y usar cualquiera de sus dispositivos conectadas a la malla desde el salón de su casa, en sus pockets o sus PC”. El pronóstico de Ozzie es que esta visión transformará servicios como MSN.com, MSN Mobile, MSN Video y Zune Marketplace y software como Windows Mobile, Microsoft Mediaroom y Windows Media.
En la línea de “productividad conectada”, la meta es que “Office Live lleve Office a la Web, y la Web a Office”, suministrando nuevas experiencias de productividad construidas sobre esa device mesh para extender escenarios de productividad a través del PC, la Web y los dispositivos móviles.

Todo en la “nube”
Las dos líneas restantes, “negocios conectados” y “desarrollo conectado”, implican directamente a la empresa. Bajo la primera Microsoft extenderá las ventajas de las infraestructuras y servicios cloud-based a los negocios con una gran flexibilidad y a través de distintos escenarios: como despliegues internos, como servicios de hosting o como suministro de servicios basados en cloud. De este modo se cubre tanto las necesidades de las grandes corporaciones como de las pymes, creando una business mesh. “Nuestro nuevos Microsoft Online Services proporcionan infraestructura bajo el modelo de servicio gestionado mediante ofertas como SharePoint, Exchange, OCS y Dynamics CRM. Nuestra plataforma de solución de empresa extiende la nube a través de SQL Server Data Services, BizTalk Services y otros muchos servicios futuros. En el nivel más bajo del centro de datos, empezaremos a suministrarlo con Windows Server 2008 e Hyper-V, y a través de Systems Center, incluido Virtual Machine Manager”.
Por último, el “desarollo conectado” ofrecerá en este nuevo mundo de devices mesh y servicios cloud, plataformas y herramientas que “se expandan del servidor al back-end, y del PC al navegador o el teléfono en el front-end”. Además de .NET, Expression Studio y Visual Studio, esta visión se hará posible gracias a nuevas soluciones que serán diseñadas “para soportar el desarrollo de soluciones que incorporarán múltiples capas integradas, con algunas piezas en el PC, y otras en la Web o en el entorno móvil; con algunas piezas sobre el servidor de empresa y otras corriendo en infraestructuras utility computing cloud-based”.
Ozzie acaba su memo interna invocando la transformación de Microsoft con su estrategia de software+servicios (+Web, añadimos nosotros) confiando en el “tremendo potencial de la compañía para explotar las oportunidades que le brinda ese nuevo mundo apuntalado por los conceptos clave de device mesh, social mesh, cloud-based infrastructure y server/service symmetry.

A la espera de más novedades
Como otras veces, Microsoft trata de recuperar visibilidad en los nuevos escenarios que comienzan a entramar la evolución de Internet y las TI, consciente de que el modelo de negocio que le ha permitido hasta ahora dominar el mundo del software y registrar enormes beneficios se agota. Falta ahora convencer a los analistas y expertos y, lo que es más importante, a los usuarios. No faltarán los comentarios cruzados cuando, poco a poco, vayan llegando los nuevos lanzamientos.
Los meses que seguirán a la Microsoft Conference Parters que se celebrará en julio serán claves para conocer más novedades. De momento, la compañía ya empieza a desvelar el que será su enfoque cloud computing. Aunque los responsables de la compañía todavía no confirman el lanzamiento de una plataforma de desarrollo “en la nube”, todo a

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios