Networking | Artículos | 25 ENE 2013

Silicon Alley Madrid: modelo de emprendimiento

empresa cloud
Network World

Un ejemplo de que juntos se pueden hacer cosas para combatir la crisis, de que todos a una podemos tratar de hacer que la actual situación cambie, es el proyecto de promoción de Silicon Alley Madrid.

Todo va mal, todo es negativo, todo el mundo se queja y nada más que se habla de crisis, miedo, EREs… La verdad es que así visto, el panorama es desolador, tanto como la imagen que las compañías internacionales tienen de España. Y esto hay que cambiarlo. ¿Cómo? Con iniciativas, con propuestas, con ganas de transformar las cosas y poniendo mucho empeño en conseguirlo.Un ejemplo de que juntos se pueden hacer cosas, de que todos a una podemos tratar de hacer que la situación cambie, es el proyecto de promoción de Silicon Alley Madrid.

Tras hacer un estudio sobre las empresas de la zona de San Blas Canillejas, comprobamos que al menos 140 de ellas son compañías tecnológicas. ¿Por qué? ¿Por qué tantas empresas tecnológicas se han ubicado en esta zona del noreste de la capital? Fundamentalmente por dos razones: por contar con la mayor ‘conectividad per cápita’ de España y por disponer de la suficiente potencia eléctrica. Y porque además se trata de un distrito de una capital europea, con buenas comunicaciones con la red principal de transporte y cercana al aeropuerto de Madrid.

En definitiva, es una zona perfecta para que las empresas tecnológicas puedan desarrollar su actividad. Ya sean centros de datos, operadores de telecomunicaciones, factorías de software, negocios punto.com o consultoras tecnológicas. La ubicación no se debe al azar. Y ya que es similar al Silicon Alley de Manhattan, donde se concentran compañías de Internet y nuevos medios de comunicación, se decidió adoptar el nombre de ese ‘callejón del silicio’.

Así que por qué no añadimos alguna ventaja más, y en eso estamos las empresas que hemos decidido dar a conocer que el barrio de San Blas Canillejas – denostado en otros tiempos – es el mayor distrito tecnológico del país, que sirve para crear sinergias entre las empresas de la zona, mejorar nuestra competitividad y también potenciar la imagen no solo de esta área, también de Madrid y, por ende, de España.

El proyecto

El primero paso fue crear un mapa de localización de las empresas tecnológicas del distrito y, como decimos, se identificaron 140 compañías, aunque no se descarta que haya alguna más. Hay que señalar que solo se han contabilizado las que tienen su sede social en la zona, no las que operan desde el distrito como son muchos operadores de telecomunicaciones internacionales cuya sede está en Estados Unidos y ofrecen sus servicios desde San Blas Canillejas para toda España. Posteriormente, se establecieron reuniones con las Administraciones local y regional para solicitar el apoyo institucional. Con ese respaldo las empresas fundadoras crearon y firmaron una carta de adhesión que distribuyeron entre el resto de compañías identificadas en la zona solicitando su adhesión.

En estos momentos, se está creando una red social donde aparezcan las empresas adheridas y al que puedan acceder los miembros. El objetivo es dotar de contenidos sobre el distrito y la oferta de estas empresas tecnológicas a ese portal; información relevante como servicios, personas contratadas al año, perfil de los empleados de la zona, etc.

De esta forma, trabajando en dar a conocer que San Blas Canillejas es el punto de España con mayor potencial tecnológico, queremos crear un sello identificativo, asociar valores positivos al distrito y conseguir la adhesión de las empresas identificadas, un objetivo que se fijo inicialmente en el 60% del total pero que ya ha superado el 70%.

Cierto es que el Silicon Alley Madrid ya cuenta con el respaldo de las autoridades locales, pero también que la iniciativa no busca ni ayudas, ni subvenciones. No quiere ser un proyecto basado en ayudas que puede que algún disminuyan o se eliminen haciendo desaparecer la iniciativa. La riqueza de un país la crea las empresas, y los proyectos que perduran en el tiempo también.

Este proyecto quiere establecer mayores sinergias entre las empresas del sector, obtener mayor fuerza para poder interactuar con las Administraciones Públicas, atraer al distrito a nuevas empresas tecnológicas y generar una nueva imagen de modernidad y desarrollo para la capital. Y sin olvidar que este es un proyecto emprendido por las empresas de la zona y son ellas las que tienen que trabajar y apostar por él. Lo que en otros tiempos era un polígono con alta concentración de imprentas y fábricas –que de ahí procede la gran potencia eléctrica del subsuelo– es hoy un distrito tecnológico de vanguardia donde las comunicaciones siguen siendo claves.

Robert Assink, Director General de Interxion España



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios